CONCURSO DE RECETAS CON ANÍS

CONCURSO DE RECETAS CON ANÍS

Échame un poquito más de anís, niña, que me ha dado un no sé qué

Si te hablamos de anís, ¿qué te viene a la cabeza? ¿La receta de rosquillas de tu abuela? Eres un antiguo. Los clásicos se están actualizando y tú no te has enterado. Que sepas que el anís es muy amigo de la repostería moderna. Tanto que da para hacer un concurso donde compiten creaciones francamente interesantes.

Lo organiza hace siete años la marca Anís del Mono, fundada hace 143 años y propiedad del Grupo Osborne, con el objetivo de demostrar que la tradición no está reñida con la cocina dulce de vanguardia. Hace unos días, ocho finalistas de nacionalidades diversas compitieron por alzarse con los 2.000 euros de premio y la promoción de su postre durante todo un año en la cafetería del Museo de la Xocolata de Barcelona. Yo no fui jurado, pero los vi así.

1. Tocino de cielo al Anís del Mono con un toque refrescante de menta, de Marta Bermudo (Sevilla). El anís se notaba y el tocino de cielo te transportaba al ídem, pero vanguardia no había.

2. Tartaleta de Anís del Mono con fresas, de Mª Lucila Canero (Argentina). Refrescante, atrayente, equilibrado… y poco anisado. No se notaba el destilado, requisito imprescindible para alzarse con el premio.

3. Crema de mandarina y anís con ganache montada de chocolate blanco y wasabi, de Roberto Fernández (Toledo). Realmente bonito, pero le sobraba el wasabi. Mató al mono.

4. Chups explosivos de Anís del Mono, de Mª Fátima Gismero (Guadalajara). Atractivo envoltorio de difícil apertura y explosión contenida. El chocolate estaba bueno, eso sí.

5. Mystikós de Anís del Mono, de Carolina Gómez (Colombia). Bello por fuera y rico por dentro. Le faltaba un pelín de rock and roll para poder ganar el concurso.

6. Cake-pops de Anís del Mono, de Silvia Schaffer (Brasil). Sin duda, la creación más divertida. Muy vendible sobre todo en las pastelerías cercanas a los colegios. Lanzando ideas.

7. Milhojas redondo a la crema de Anís del Mono, de Sixto Serrano (Granada). Uno de los postres más atrayentes en cuanto a presentación con una textura final no deseable por su creador. La temperatura ambiente no estuvo a su favor.

8. Finalmente, la Mejor Especialidad Pastelera: Esfera Ivore & Anís del Mono, un postrazo de Anthony Rey, de 26 años, formado en la Escuela de Hostelería de Marsella, su ciudad natal, y pastelero en el Hotel Arts Barcelona. Elegante, equilibrado en cuanto a los sabores (mezcla de chocolates, albaricoque y anís) y sorprendente en cuanto a texturas, la creación de Rey se servirá durante un año en la cafetería del Museu de la Xocolata de Barcelona, a partir del próximo mes de septiembre.

Así lo decidió el jurado de verdad, compuesto por profesionales del sector, profesores de la Escuela de Pastelería de Barcelona y representantes de la marca, entre ellos Carolina Lourenço, jefa de cocina de ‘Vuelve Carolina’ (el segundo establecimiento del chef Quique Dacosta en Valencia) y ganadora de la pasada edición del concurso.

Sólo, muy frío, con o sin hielo, en chupito helado o en copa. O dentro de un postre. Hay bebidas que indigestan. Ésta precisamente, no.

Carme Gasull @carmegasull | Barcelona | 03/07/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.