TIENEN ALGÚN SECRETILLO, PERO SON FÁCILES

TIENEN ALGÚN SECRETILLO, PERO SON FÁCILES

Cómo hacer magdalenas caseras

Hacer magdalenas caseras es una labor relativamente fácil que nos va a solucionar el desayuno de unos cuantos días. Su sabor es inconfundible, y simplemente teniendo en cuenta algunos consejos nos van a subir inmediatamente y van a quedar suaves y esponjosas.

magdalena
Siempre puedes congelarlas e ir sacando cuando necesites. | Cocinatis

Ingredientes:

-5 huevos.
-Ralladura de medio limón.
-Ralladura de media naranja.
-200 g de harina.
-200 g de mantequilla.
-10 g de levadura química.
-200 g de azúcar.
-Una pizca de sal.

Preparación:

1- Bate los huevos y el azúcar en un cuenco al baño María. Añádeles una pizca de sal.

2- Cuando la mezcla haya duplicado su tamaño inicial y presente un color blanquecino, añade las ralladuras cítricas.

3- Incorpora la harina lentamente, preferiblemente tamizada, en la mezcla, sin dejar nunca de revolver para que se vaya integrando lentamente en la mezcla anterior. Añade también la levadura.

4- Calienta la mantequilla hasta que quede a punto de pomada. Esto significa que tenemos que conseguir una textura cremosa, entre sólida y líquida, que se logra cortándola en taquitos y calentándola en el microondas hasta que se haya derretido parcialmente. Después, revolvemos junto a la parte que no se ha derretido hasta conseguir una mezcla cremosa, que dejaremos enfriar unos minutos. Una vez la tengas, incorpórala a la mezcla anterior.

5- Mezcla con suavidad, sin trabajar apenas la masa. Este es uno de los secretos de las magdalenas, precisamente evitar que la masa esté excesivamente trabajada para que no se oxigene en exceso.

6- Una vez hecho esto, tapa con un paño seco y dejar reposar 20 minutos.

7- Precalienta el horno a 200 grados.

8- Engrasa los moldes de magdalena mediante un pincel con mantequilla líquida y espolvorea un poco de harina. Rellénalos e introdúcelos en el horno durante 15 minutos.

9- Una vez tienes tus flamantes magdalenas y las has dejado enfriar, decides que quieres hacer un 'cupcake'. Te sugerimos una cobertura de café ideal para desayunar. Sólo necesitas 125 g de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g de 'icing sugar' y 35 g de café muy fuerte, también a temperatura ambiente. Sólo tienes que batir la mantequilla con el azúcar y, cuando estén bien mezcladas, añadir el café lentamente y batir primero a velocidad baja y subir a velocidad alta los dos últimos minutos.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 05/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.