VERÁS QUÉ MERIENDAS TE MARCAS

VERÁS QUÉ MERIENDAS TE MARCAS

¡El chocolate no se tira! Ocho cosas que puedes hacer con el que te ha sobrado de la mona

Te han sobrado cantidades industriales de chocolate de la mona y te resistes a estar comiendo chocolate durante semanas. ¿Y si preparas una de estas diez recetas?

Un huevo de chocolate... fácil de hacer.
Un huevo de chocolate... fácil de hacer. | Morguefile

1- Chocolate a la taza

Una merienda ideal, acompañada de churros o de un bizcocho, que va a enloquecer a grandes y pequeños. Basta con deshacer el chocolate y mezclarlo con leche y, si nos gusta dulce, un toque de azúcar. Podemos prepararlo en el microondas y será una buena manera de dar salida a esa cantidad de chocolate sobrante en forma de una merienda que suele gustar a todo el mundo.

2- Mousse de chocolate

Si tienes invitados y no sabes qué postre preparar, una buena idea, que siempre funciona, es agarrar el chocolate sobrante de la mona y prepararte una mousse refrescante y deliciosa. Es una receta sencilla, que siempre queda bien, pues no requiere de horno ni tiene excesivas complicaciones. Solo necesitaremos huevos, azúcar y un punto de nata, dominar bien el baño maría y, claro, unos bols bien cuquis.

3- Brownie

Es ideal para desayunar y merendar, de manera que nada mejor que convertir el chocolate en un desayuno completo que supla los clásicos cereales matutinos o en una merienda para toda la familia. ¡Sí a la repostería casera!

4- Helado

Siempre es una alegría tener helados caseros listos en el congelador para esos momentos en los que llega un antojo repentino. Los helados caseros son fáciles de hacer y muy pero que muy versátiles: podemos utilizarlos para decorar un postre (acompañando unas torrijas, por ejemplo), montarnos un cucurucho con galleta, mezclarlos con otros sabores de helado o comerlos solos, en una tarrina. Y si hay un sabor que nunca falla y que gusta a todo el mundo es, sin duda, el helado de chocolate. ¿A qué esperas?

5- Cookies

Y si decimos cookies nos referimos también a otras piezas de repostería: cruasanes, magdalenas, bollos... ¡Dales un toque de alegría haciéndolos de chocolate! En el caso de las cookies, lo mezclamos con la masa, y el el del resto de repostería simplemente tenemos que crear una crema y rellenarlos (o colocarlo por encima).

6- Fondue de frutas

Kiwis, fresas, plátano, naranja, albaricoques... Corta las frutas en pedacitos, deshaz el chocolate en una fondue y disfruta de uno de los mejores postres que existen.

7- Pan con chocolate, aceite y sal

Es otro postre tan clásico que a veces se nos olvida que existe, y que es perfecto si tenemos invitados y poco tiempo para cocinar. Solo necesitamos un pan bueno, un aceite de oliva virgen extra de calidad, sal gorda y chocolate. Podemos servirlo directamente, en forma sólida, o deshacerlo ligeramente en el microondas acompañado de una pizca de mantequilla.

8- Cobertura para bizcochos

Es una receta fácil y práctica, que consiste en cubrir nuestros bizcochos caseros (la clásica tarta de yogur) con chocolate deshecho. También podemos partirlos por la mitad y utilizar el chocolate como relleno, o apostar por un relleno a base de mermelada o crema y que el chocolate sea la cobertura. Una delicia.

Laura Conde | Barcelona | Actualizado el 13/07/2018 a las 08:57 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.