DESCUBRE SUS MÚLTIPLES BENEFICIOS

DESCUBRE SUS MÚLTIPLES BENEFICIOS

¿Qué infusión es la ideal para cada momento del día?

Tienen un gran poder antioxidante, reducen las probabilidades de sufrir problemas cardiovasculares, ayudan a eliminar toxinas, te mantienen hidratado… ¡y no tienen calorías!  Si ya eres todo un aficionado a este tipo de bebidas, te desvelamos cuál es la mejor para cada momento del día.

Una infusión para cada momento del día
Una infusión para cada momento del día | G+J

Si todavía no te has acostumbrado a acompañar tus desayunos con una buena taza de té o a terminar tus comidas con un agradable poleo menta, es hora de que descubras todo lo que te pueden aportar estas bebidas según el momento del día en que disfrutes de ellas.

En el desayuno: ¡actívate!
¿Te cuesta despejarte por las mañanas? Si durante la semana te tienes que enfrentar a unos buenos madrugones, imita a los británicos y acompaña la primera comida del día con un buen té negro. Es el tipo de té que tiene más teína, un estimulante con efectos similares a la cafeína.

Otra opción es apostar por una taza de té rojo, que aparte de estimularte te aporta una gran cantidad de antioxidantes. ¡Comienza el día cargado de energía!

A media mañana: mantén el ritmo
Llegan las doce de la mañana y tu apetito se despierta. Escoge un tentempié saludable para mantener esa sensación de hambre bajo control, como una pieza de fruta o un lácteo desnatado, y acompáñalo de un refrescante té verde. Si sientes que necesitas un extra de energía para acabar la mañana, elige el té rojo.

Tras la comida: ayuda a tu digestión
¿Has comido demasiado? ¿A veces te cuesta hacer la digestión? Si te acostumbras a tomar una infusión después de comer, dirás adiós para siempre a esa incómoda sensación de hinchazón y reducirás las molestas  de la acidez.

Siempre puedes optar por los clásicos digestivos como el poleo menta o la manzanilla. Si prefieres un té escoge uno bajo en teína como el blanco. Te ayudará a afrontar la tarde sin tener que recurrir a la siesta, pero no te impedirá conciliar el sueño por la noche.

A media tarde: lo mejor para tu merienda
¿Quieres acompañar tu merienda con algún tipo de té? Te aconsejamos que elijas las variaciones que tienen menos cantidad de teína para que no te afecte cuando llegue la hora de dormir.

Tanto el verde como el blanco son perfectos gracias a sus sabores suaves y agradables que son acompañantes perfectos tanto para bocados salados como dulces. También puedes optar por una infusión de rooibos, que no tiene teína y suele incorporar matices de chocolate o vainilla.

Después de la cena: a descansar
Para terminar la jornada con una deliciosa infusión que nos ayude a conciliar el sueño, lo mejor es elegir aquellas variedades que tengan propiedades calmantes y relajantes. La valeriana, la manzanilla, la melisa… todas ellas propician el descanso perfecto. Añade un poco de leche caliente para aumentar y potenciar sus efectos. El  rooibos también es una buena opción para no sufrir las consecuencias estimulantes de la teína.

@mia_revista para @cocinatis | Madrid | 18/01/2016

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo hacer un avión de madera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.