LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS NO DEJAN DE SORPRENDERNOS

LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS NO DEJAN DE SORPRENDERNOS

Orinoterapia o cómo beber pis lo cura todo

La orinoterapia es una práctica milenaria que consiste en el consumo de orina (a poder ser, pero no es imprescindible, la propia) con efectos terapéuticos, ya sea mediante su uso externo, inyecciones intravenosas o, directamente, bebiéndola. ¿Tiene esto algún tipo de base científica? ¿Qué argumentan sus defensores? ¿Y sus detractores?

Manneken Pis
Pero a ver, amigos 'new age': ¿para que vamos a beber pis si existen los gin-tonics? | Cocinatis

¿Por qué es bueno consumir orina?
La orina ha sido utilizada a lo largo de la Historia por muchas culturas de diferentes rincones del planeta con efectos terapéuticos, especialmente por sus reconocidos efectos antibacterianos. Numerosos estudios científicos han secundado los beneficios antibacterianos de la orina, aunque otros muchos apuntan que, en pleno siglo XXI, existen otros remedios eficaces que permiten erradicar la orina de estos fines. Otros estudios apuntan, sin embargo, que no existe ninguna evidencia científica de los efectos antibacterianos de la orina. Además, dicen sus defensores, la orina fortalece las defensas del cuerpo y produce anticuerpos para combatir enfermedades.

¿Desde cuándo está documentado el uso de la orina con fines terapéuticos?
Esta práctica se aplicó en la América precolombina y en Asia al menos hace 5 mil años (el libro hindú 'Shivambu kalpa' posee 107 capítulos dedicados a este tema). En la época de los romanos la orina se utilizaba para blanquear los dientes, según señalan diversos documentos.

¿Pero qué es lo que contiene la orina?
Principalmente agua, urea y sales minerales, aunque puede tener otros compuestos como hormonas y metabolitos. También contiene los excesos de sodio del cuerpo, de manera que está contraindicada para aquellas personas que padecen hipertensión. Entre sus propiedades se encuentra la capacidad de transportar material genético (ácido desoxirribonucleico) e información proveniente de todo el cuerpo, ya que poco antes de salir de éste formó parte del plasma sanguíneo: de hecho sus seguidores aseguran que al reintegrar este líquido actuará como una vacuna personalizada para estimular al organismo a actuar contra sus problemas.

Empecemos por el uso tópico, ¿qué debo hacer?
Basta con empapar una gasa con orina y aplicarla sobre la piel. Dicen que ésta activa la sudoración en casos de sudoración insuficiente, que actúa como la mejor de las cremas en casos de arrugas, acné y, especialmente, manchas en la piel, y que va estupendamente para la retención de líquidos y la inflamación tras un golpe, por ejemplo. En Francia no es extraño que algunas personas aficionadas a las medicinas alternativas apliquen una gasa con orina sobre la garganta para aliviar la faringitis.

¿Y no es malo beberla?
A priori no parece el más saludable de los hábitos, pero sus seguidores aseguran que la orina tiene una composición similar al líquido amniótico y argumentan que el feto, durante sus últimos meses, orina diariamente medio litro y se la toma casi toda. De esto se infiere, según ellos, que la orina es obviamente inofensiva pero además nutritiva. No obstante, los expertos en orinoterapia establecen unas pautas para consumirla: tras tres días de dieta depurativa, en la que se debe evitar el consumo de sustancias como el café o las carnes rojas y beber tres litros de agua, se debe empezar con dosis muy pequeñas para ir aumentándolas progresivamente. Es preferible escoger orina del chorro de enmedio, y evitar el principio y final de la micción.

Y si tan buena es la orina, ¿por qué existe esa costumbre de lavarnos las manos tras orinar para eliminar cualquier resto?
Porque numerosos estudios científicos se cargan todas las supuestas ventajas de la orinoterapia y aseguran que la orina, al igual que las heces, no son más que excrementos humanos, destinados a expulsar del cuerpo todo aquello que sobra. De hecho, el aparato digestivo crea esta masa llamada excremento debido al conjunto de desechos tóxicos que producen las células de nuestro cuerpo y por tanto, digan lo que digan, cualquier excremento humano, sea sólido o líquido, contiene miles de bacterias vivas que son expulsadas junto con mucosidad, sales inorgánicas y gases.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 16/12/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.