¿EL NUEVO MILAGRO PARA ADELGAZAR?

¿EL NUEVO MILAGRO PARA ADELGAZAR?

Agua de berenjenas, adiós a la grasa abdominal

No sabemos si es el último invento para adelgazar o realmente hemos encontrado el elixir definitivo, pero es cierto que el agua de berenjenas está pengando fuerte y que, al fin, tampoco perdemos nada si no nos funciona. ¿Qué es el agua de berenjena? ¿Cuándo tomarla? ¿Es cierto que funciona? Respondemos estas preguntas cruciales.

berenjena
berenjena | Cocinatis

Que la berenjena es la octava maravilla del mundo es algo que saben perfectamente todos aquellos interesados en la nutrición. Tiene poquísimas calorías, es saciante, consistente, tremendamente versátil y aporta una gran cantidad de nutrientes: es una buena fuente de proteínas e hidratos de carbono, además de aportar minerales como el fósforo o el potasio, sin olvidar la vitamina C o la B. Es también una fuente de fibra la mar de interesante, que mejorará el tránsito intestinal sin aportar apenas calorías. Aunque probablemente la propiedad más conocida de la berenjena es su efecto diurético, que la convierte en una aliada imprenscindible en regímenes de adelgazamiento, pues ayuda a combatir la retención de líquidos y a sentirnos más ligeros y menos hinchados.

El problema de la berenjena suele aparecer a la hora de cocinarla, pues pese a ser versátil y permitir diferentes elaboraciones (al horno, rellenas, en tortilla, a la plancha...), lo cierto es que es complicado que nos acaben de quedar bien. Y es que al horno quedan secas y en cuanto las llevamos a la sartén con un mínimo de aceite y las incluimos en salteados de verduras nos acaban quedando excesivamente aceitosas. Al fin, la mejor manera que se nos ocurre de comer berenjenas es plantarlas en una parmiggiana o una señora musaka, platos que no son precisamente hipocalóricos pese a tener como protagonista a la berenjena.

Para combatir todos estos problemas logísticos a la hora de incluir berenjenas en la dieta, ha llegado el agua de berenjena, una bebida cada vez más popular que nos permite, aseguran sus defensores, adelgazar a pasos agigantados. La idea es tomar agua de berenjena entre comidas, un vasito a media mañana y otro a media tarde, durante al menos una semana seguida, y los efectos son visibles pasado ese tiempo.

¿Cómo se prepara? Muy sencillo. Se trata de pelar una berenjena o dos, en función del tamaño, cortarlas en cubitos, añadirlas a una jarra con agua y dejarlas reposar al menos una noche. Una vez hecho esto, se retiran los trozos de berenjena y se añade un chorrito de zumo de limón, cuyas propiedades antioxidantes sentarán la mar de bien al conjunto, para aportar un poco de sabor.

La idea es consumir al menos medio litro al día, lo que se consigue con un vaso a media mañana y otro a media tarde, y combinar su ingesta con una dieta rica en frutas y verduras y baja en hidratos de carbono. Los fans de este producto aseguran que tras una semana comienzan a notarse los resultados. Si además se combina con una rutina de abdominales diarias, que podemos realizar perfectamente en casa durante 10 minutos al día, los resultados serán todavía más visibles. Y sin esfuerzo alguno.

Laia Zieger | Barcelona | Actualizado el 23/06/2018 a las 12:34 horas

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.