Nos visita en plató

Andrés Marcio, enfermo de laminopatía, hace frente a la vida con una sonrisa: "Disfruto cada día, es un regalo"

Padece una enfermedad rara que solo padecen 100 personas en el mundo y en España hay tan solo entre 8 y 10 casos. Se trata de una distrofia muscular degenerativa por la que no se puede mover, tiene dificultades para respirar, anomalías cardíacas, entre otras afecciones.

Publicidad

Andrés tiene 20 años y padece laminopatía, una enfermedad rara que solo padecen 100 personas en el mundo. En España hay tan solo entre 8 y 10 casos. Se trata de una distrofia muscular degenerativa por la que no se puede mover, tiene dificultades para respirar, anomalías cardíacas, entre otras afecciones.

Pero todas estas dolencias no han conseguido arrebatar a Andrés su gran sonrisa con la que afronta el mundo. "Me he acostumbrado a vivir con mi enfermedad feliz, aceptándola", ha dicho.

Este joven ha enfrentado a numerosos desafíos debido a su condición, pero siempre sin perder la esperanza. Ha convertido su situación en una oportunidad para mostrar al mundo su enfermedad a través de redes sociales.

"Cada día cuenta y el tiempo corre en nuestra contra"

Andrés, enfermo de laminopatía

La fuerza de voluntad con la que afronta la vida se la han dado sus padres que, para Andrés, son sus héroes. En Y ahora Sonsoles hemos recibido su visita, y nos ha contado que él nunca ha gateado ni andado y ya de bebé su madre se dio cuenta de que tenía poca movilidad.

Los médicos, sin embargo, le dijeron que no tenía instinto maternal y que no le estaba estimulando bien. Cuando creció, sin embargo, se dieron cuenta de que algo no iba bien. "Mis padres han luchado no sabes cuánto", ha asegurado Andrés.

El diagnóstico llegó con 7 años y él fue consciente de que padecía una enfermedad rara en el primer año de colegio, cuando vio que sus compañeros no iban en silla de ruedas como él. Aún así, él no se ha parado a pensar por qué le ha pasado a él y trata de disfrutar de cada día, que para él es un regalo.

"Aparte de por mí, por mis familias y mis amigos para que no lo pasen mal", ha asegurado. En cuanto a cómo se tratan en los medios las enfermedades raras, Andrés ha asegurado que le gusta llamar a las cosas por su nombre y le gusta que se digan que son raras, porque así la gente también lo entiende mejor.

Lo que sí quiere es que se invierta mucho más en investigación. "Cada día cuenta y el tiempo corre en nuestra contra", ha dicho.

Otra historia de superación que conocimos en Y ahora Sonsoles es la de Inés, una joven de 24 años que tiene parálisis cerebral infantil, que le afecta a nivel motor en el equilibrio, la postura y la motricidad fina, pero es también lo que le define.

Antena 3» Programas» Y ahora Sonsoles

Publicidad