Ingredientes (4p.)

  • 300 g de haba txiki (remojadas durante 24 horas)
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • 2 puerros
  • 1 tomate
  • 4 hojas de pasta brick
  • 1 morcilla de verduras (pequeña)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Perejil

Elaboración:

  • Pela y pica la cebolla en dados y rehógala en la olla rápida con un chorrito de aceite. Limpia bien los puerros, córtalos en cilindros y agrégalos. Pela la patata, casca y añádela. Sazona y rehoga todo durante 6-8 minutos. Agrega las habas remojadas (24 horas) y escurridas. Cúbrelas con abundante agua y tápalas. Cuécelas durante 30 minutos a partir de que suba la válvula.
  • Abre la olla, coloca la crema en la jarra batidora y tritúrala. Pasa la crema a una cazuela y mantenla caliente.
  • Pela el tomate, córtalo en daditos y ponlos en un bol. Sazona y cúbrelos con aceite. Resérvalos.
  • Saca dos tiras largas de cada hoja de pasta brick. Retira la piel de la morcilla, pon una porción (forma de triángulo) en un extremo de la tira y dobla la pasta brick consecutivamente hasta conseguir un triángulo relleno de morcilla. Haz lo mismo con las otras 7 tiras. Fríe los triángulos en una sartén con aceite. Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.
  • Sirve la crema en 4 platos, salpícalos con los dados de tomate y coloca 2 bricks de morcilla en cada plato.
  • Adorna con unas hojas de perejil.

Consejo:

  • Es importante remojar las habas por lo menos durante 24 horas. Y si el puré no queda muy fino, lo mejor será colar la crema.