Ingredientes (6p.):

  • 6-8 limas (350 ml de zumo)
  • 200 g de mantequilla
  • 230 g de azúcar
  • 4 huevos
  • Grosellas
  • Hojas de menta

Elaboración:

  • Lava las limas, córtalas por la mitad y exprímelas.
  • Casca los huevos en un bol, añade 200 ml de azúcar (reserva el resto para caramelizar) y bátelos con la varilla manual. Vierte el zumo y sigue batiendo.
  • Pasa la mezcla a una cazuelita y ponla a calentar a fuego suave. Espera a que cuaje sin dejar de remover.
  • Cuando cuaje, pasa la mezcla a un bol, añade la poco a poco (a trozos) y remueve bien hasta que se funda la mantequilla.
  • Reparte la mezcla en 6 recipientes y coloca encima de cada uno, unas cuantas grosellas. Deja que se enfríen.
  • Reparte encima de los recipientes el resto de azúcar. Quémalos con un soplete hasta que la superficie caramelice. Decora cada uno, con unas hojas de menta.

Consejo:

Este postre se puede dejar preparado de víspera. Eso sí, no conviene caramelizarlo con anterioridad porque el caramelo crujiente se desharía debido a la humedad del postre.