La mujer acudió al centro después de que su hijo se quejara de haber desayunado poco en la conmemoración del Día de Andalucía, en los días previos a semana blanca. La madre propinó a la maestra un cabezazo y le rompió el labio, según fuentes del centro. La docente, que se encuentra de baja, está siendo asesorada por el servicio jurídico del sindicato CSIF.

Sin embargo, Alba, la presunta agresora madre del niño de 8 años sostiene otra versión. Asegura que la profesora le recibió con agresividad. "Empezó a gritarme a la cara, cada vez más cerca hasta que me provocó la brecha". Mantiene que tiene un parte médico que recoge lesiones en la frente y el cuello.

Según esta madre la profesora es conocida por castigar a ciertos niños y no es la primera vez que tiene problemas con los padres.