Asegura que su hijo 'Juanín' era un drogadicto. "Él lo ha hecho y que lo pague porque ya lo han cogido. Nosotros nos hemos tenido que ir porque está el asunto muy mal", señala.

Antes las amenazas públicas que ha lanzado el entorno de Montse y Lisette, las fallecidas, la familia del asesino ha decidido abandonar Aranjuez. "Hemos perdido nuestras casas, estamos pasando fatigas y eso nosotros no lo queremos. Hubiese preferido que lo hubieran matado a mi hijo, yo me hubiera quedado en mi casa y mis hijos también", ha declarado el progenitor.

Pone de manifiesto que el doble crimen que presuntamente ha cometido su hijo les ha hecho perder todo. Asegura que no sabía lo que hacía su hijo porque "no estaba a su lado las 24 horas". Desmiente también que la familia instigara a 'Juanín' para que cometiera el crimen, tal y como han asegurado algunas fuentes cercanas al caso.

Reclama a las autoridades que no entiende que su hijo haya estado 4 años en busca y captura en el pueblo por tráfico de drogas y no le hayan detenido. Ha querido aclarar que el crimen en el que 'Juanín' mató a sus dos cuñadas e hirió gravemente a su suegra, no responde a un ajuste de cuentas: "Lo hizo para hacer de sufrir. No quiero saber nada de él porque nos ha truncado nuestras vidas", lamenta.