La familia de las hermanas asesinadas en Aranjuez, Montse y Lisette, asegura que el crimen fue premeditado y que fue un hermano del asesino quien le entregó el arma homicida. Elisabeth asegura que entiende el dolor de la familia pero desmiente que su hermano Samuel entregara el arma para que se cometiera el crimen.

"Nosotros no tenemos esas entrañas tan malas de entregar un arma a un hermano para que mate a dos personas. Yo llevaba 5 meses sin ver a su hermano. Estamos recibiendo muchísimas amenazas", sostiene.Reconoce que se están escondiendo porque están amenazados de muerte. Para su hermano, que se encuentra en la cárcel de Valdemoro, pide que le caiga todo el peso de la ley. "Cuando salga que le esperen y que le maten pero como de eso va a pasar mucho tiempo, ojalá se pudra en la cárcel", afirma.

"Que vayan directamente a por la hija, a por Celes y a por 'el perrito'", mantiene. Esta hermana de 'Juanín' estaba casada con el apodado como 'perrito'. La exmujer del asesino le abandonó por el llamado 'perrito', cuñado a su vez del homicida.

Denuncia públicamente que su familia ha sido desterrada. "Nos hemos ido con lo puesto. Perrito era mi exmarido y se llevó a la exmujer de mi hermano", señala.