ANTES DE 'JUEGO DE TRONOS'

Maisie Williams rompe a llorar en directo al hablar de los traumas que sufrió a manos de su padre

Maisie Williams rompe a llorar en su última entrevista al comentar detalles sobre su complicada etapa familiar durante la infancia. La estrella de 'Juego de Tronos' se ha sincerado como nunca.

Publicidad

La actriz Maisie Williams se ganó el cariño de la audiencia gracias a su genial trabajo como Arya Stark en la serie de 'Juego de Tronos'. Sin embargo, la intérprete no lo ha tenido nada fácil mientras crecía. Según comentaba en el podcast 'Diario de un CEO' de Steven Barlett, sufrió una difícil relación paterna durante la infancia.

"He tenido una relación traumática con mi padre. Tuve problemas para dormir, desde que me alcanza la memoria", comentó Williams. "He vivido muchas situaciones traumáticas, pero no era consciente". Un proceso que en palabras de la actriz, la dejó llena de "dolor, pavor y miedo".

Williams no pudo contener las lágrimas al relatar esta dura vivencia personal. Sus padres se separaron cuando apenas tenía cuatro meses, aunque no fue hasta los ocho años cuando se dio cuenta de la gravedad de la situación. Cuando un profesor indagó en su seguridad y acabaron tomando medidas contra estos abusos.

"Había llegado a un punto insostenible y cuando estaba en el colegio una profesora me preguntó qué ocurría. Me preguntó si había desayunado, le dije que no. Me preguntó si otras mañanas desayunaba, le dije que no. Me hicieron todas las preguntas correctas", cuenta sin poder evitar emocionarse varias veces, hasta el punto de que el presentador paró para darle un abrazo.

"Para ser honesta, he estado pensando mucho en esto, no tengo la culpa de que estas cosas malas sucedieran cuando era niña", confesaba la actriz. "Pensé que lo era. Pensé que había algo intrínsecamente malo en mí, algo que puede pensar cualquiera que sienta ese dolor". Por suerte Williams asegura encontrarse en un lugar mejor en la actualidad.

El precio de la fama

Aunque hizo una aparición breve en la serie de 'Doctor Who', su primera gran oportunidad interpretativa le vino a los 12 años con la serie basada en las novelas de George R.R. Martin. Una experiencia que le cautivó por completo, provocando que rápidamente dejara sus estudios para dedicarse de lleno en su formación como actriz.

En una entrevista para el medio GQ la actriz confesó cómo se sintió algo molesta con su labor en la serie. Pues veía como no se la tomaba tan en serio al jugar un rol juvenil, mientras iba creciendo.

"Creo que cuando comencé a convertirme en mujer, estaba resentida con Arya porque no podía expresar en quién me estaba convirtiendo. Y luego también me molestaba mi cuerpo, porque no estaba completamente completamente con la parte de mí que la gente celebraba"

A pesar de ello también considera que su experiencia en la ficción es "lo mejor que le ha pasado" en la vida. Guardando un buen recuerdo de su participación en las ocho temporadas, e incluso no se cierra a volver a interpretar a su personaje. ¿Veremos a Arya en el spin-off de Jon Snow?

Seguro que te interesa:

Kit Harington ya ha visto 'La Casa del Dragón' y da su clara opinión

ObjetivoTV » Series

Publicidad