ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

El remake de 'Utopía', diferencias con la serie original

Regresa la conspiración surgida de un cómic, 'Utopía', aunque esta vez los frikis se enfrentan a un farmacéutico (John Cusack) que no aparenta el monstruo que es.

El remake de 'Utopía'

Amazon El remake de 'Utopía'

Publicidad

LOS CREADORES

Dennis Kelly se sacó de la manga la que se convertiría en serie de culto. La ficción británica se estrenó en 2013 y en 2014 tuvo una segunda temporada. En su cuenta de Twitter anunciaron una tercera que nunca se llegó a rodar. ‘Utopía’ quedó abierta para desánimo de los fans. Siete años después la propia Kelly produce este remake norteamericano creado por Gillian Flynn (‘Perdida’) y que en un origen (allá por 2014 de la mano de HBO) iba a dirigir David Fincher (‘Perdida’, ‘El club de la lucha’) con Rooney Mara como Jessica Hyde (la actriz había coincidido con Fincher en ‘La red social’ y ‘Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres’ donde interpretó a otra outsider, Lisbeth Salander). La idea era una genialidad pero no se hizo finalmente, HBO perdió los derechos y ha sido Amazon la plataforma que la ha resucitado con John Cusack como principal reclamo. El remake llegado de EE UU está ambientado en 2014, un guiño al final de la serie original, y se compone de ocho episodios. No está confirmada una segunda entrega pero deja el final abierto.

EL ORIGEN: EL CÓMIC

El primer episodio de la ‘Utopía’ británica arrancaba en una pequeña tienda de cómics llamada Doomsday. Allí un tal Bejan había comprado ‘Los experimentos Utopía’, el manuscrito de la segunda entrega de una novela gráfica aun sin publicar, y quedaba en un pub (todo muy british) a través de un chat online con un grupo de jóvenes fanáticos de ‘Utopía’ con los que mantenía contacto virtual. Nunca se llegan a encontrar porque Bejan es asesinado, aunque el manuscrito es robado por un niño llamado Grant que también estaba en ese chat (haciéndose pasar por un adulto con pasta). El grupo cree que en las páginas del cómic original se escondían pistas que predijeron varias epidemias mundiales y que su secuela también contendrá más información de desastres futuros. Lo que no saben es que una organización secreta llamada La Red también está detrás de hacerse con él.

El remake traslada la acción de la tienda de cómics a una gigantesca convención para frikis, la Fringecon. El manuscrito lo encuentra una joven (Maya Kazan, ‘The Knick’) que hace limpieza en casa de su abuelo y decide sacarlo a subasta en medio de la feria (su pareja es Calum Worthy, el novio asesino de ‘The Act’). Esta especie de Comic Con –de hecho la serie se presentó en la Comic Con de San Diego– acaba siendo el punto de encuentro para que el grupo de chavales se desvirtualice ya que se enteran de que podrían hacerse allí con el cómic de sus sueños. Con lo que no cuentan es con los asesinos que van tras ellos, que aniquilan a su paso a todos los que hayan visto el manuscrito (todos los que pujaron están en la lista, incluidos los protagonistas).

EL GRUPO DE FREAKS

En la ‘Utopía’ de 2013 los chicos, que no se conocían entre sí, se unen para hacer frente a una verdad espeluznante: en las páginas del cómic se esconden las claves para destapar una conspiración mundial en la que estaban involucrados el gobierno británico y los rusos. Ellos, estos héroes accidentales, eran los únicos que podrían salvar el mundo. A partir de aquí la trama de este intrincado y oscuro thriller con grandes dosis de humor negro lograba mantener enganchado al espectador hasta el final. El grupo de chicos estaba interpretado por actores semidesconocidos, el más popular: Nathan Stewart-Jarrett (‘Misfits’) como Ian.

En el remake, uno de los puntos fuertes es el elenco de actores, todos rostros conocidos de populares series y películas. Dan Byrd (‘Cougar Town’), es Ian, aparentemente el más normal, un teleoperador del montón. También como en la original se enrolla con Becky (Ashleigh LaThrop, ‘El método Kominsky’) una estudiante que sufre una extraña enfermedad. El personaje más carismático, Wilson Wilson es un adicto a las conspiraciones, y tiene un punto cómico a pesar de todo lo que le toca sufrir(Desmin Borges, ‘Eres lo peor’). Se les une el pequeño Grant y un nuevo personaje, Sam (Jessica Rothe, ‘Feliz día de tu muerte’). La creadora de la serie Gillian Flynn confirmó que este remake sería menos explícito, pero aunque Wilson Wilson no mata (como si lo hace de forma fortuita en la original) la escena de la tortura del bunker que protagoniza es mucho más salvaje ahora.

LA PAREJA DE ASESINOS

Lo primero que veía el espectador en la serie original era a un par de asesinos estrafalarios que, sin mediar palabra, preguntaban en la tienda de cómics por una tal Jessica Hyde y al no obtener respuesta mataban con absoluta despreocupación a los chavales que había dentro del local. Su objetivo era el dichoso cómic (aunque se remarca que es una novela gráfica), así que perseguían al tipo que lo había comprado primero y luego al grupo de chavales que se hacía con él. Uno de ellos vestía traje; el otro, con estilo chandalero, comía caramelos de forma compulsiva (Neil Maskell, ‘Humans’, ‘Baghdad Central’). Llevaban una bolsa amarilla con sus armas (una barra de acero, gas mortífero, pistolas) que parecía tener la sonrisa macabra de un ‘smiley’.

En el remake, el asesino elegante deja de serlo y solo luce un sombrero. En cuanto al otro, mucho más peligroso porque mata sin avisar (Christopher Denham –‘Billions’) aquí lleva un poco el estilo de Forrest Gump y también la famosa bolsa amarilla, aunque dentro han cambiado el gas por inyecciones letales. Pero la crueldad que muestran estos secuaces de La Red sin mover una ceja sigue siendo la misma.

JESSYCA HYDE

En ambos casos, la tal Jessica Hyde, hasta entonces un personaje de ficción que aparece en el cómic, existe de verdad. Es una mujer (en el remake más joven) que lleva toda la vida huyendo de La Red. Su padre, Philip Carvel, fue el creador de los cómics de ‘Utopía’ y está convencida de que sigue vivo encerrado en alguna parte. En el remake está interpretada por Sasha Lane (‘Daniel no es real’) aunque aquí toma decisiones mucho más drásticas (en general todas las escenas de torturas y asesinatos son más explícitas).

EL VILLANO

Al comienzo de ‘Utopía’ queda claro que el gobierno está involucrado en la conspiración. Un funcionario del montón es chantajeado por La Red y se hace palpable que ayudará al otro bando, encabezado por el actor Stephen Rea que permanece sentado y observando al personal sin decir ni mu. El miedo: una gripe de origen ruso. En esta nueva versión, el villano no es otro que John Cusack que aparece desde el segundo episodio y que no aparenta el monstruo que es. Se llama Kevin Christie, el propietario de una farmacéutica, millonario y de mentalidad sostenible (va en bicicleta, bebe té en vaso de cristal), que antes de comer con su mujer y sus hijos les hace bendecir la mesa preguntándoles a cada uno de ellos si han hecho algo por lo que merezcan vivir. Él quiere un mundo mejor y le dan igual los medios con tal de conseguir sus fines. Un científico (Rainn Wilson – ‘The Office’) cree haber encontrado el origen de un mortífero virus que empieza a matar a decenas de niños. La historia gira así hacía una conspiración que podría tener sus raíces en una crisis sanitaria, algo que hace de este remake más que un thriller distópico una historia demasiado real. Aunque esta vez los frikis se enfrentan a un farmacéutico (John Cusack) que no aparenta el monstruo que es.

Publicidad