1.'Dead to me'

Antes de que se estrene la segunda temporada en Netflix (8 mayo) podréis poneros al día con la primera entrega de ‘Dead to me’. La serie tiene un poco de todo: comedia, romance, una pizca de drama y, sobre todo, suspense. Christina Applegate interpreta a Jen, tiene dos hijos y se dedica a vender casas, aunque no ha superado la muerte de su marido, fallecido en un extraño accidente. Obsesionada con averiguar qué le ocurrió entrará en su vida Judy (Linda Cardellini), empleada en una residencia, más empática y dulce. Ambas mujeres tan diferentes se harán sin embargo muy amigas. La serie ofrece saludables reflexiones sobre la feminidad, la sororidad y la guerra entre sexos. Ideal para pasar un rato divertido.

2. 'Catalina la Grande'

Esta superproducción de Sky de cuatro episodios cuenta con la gran Helen Mirren –que ganó un Oscar por ‘La reina’– como absoluta protagonista. La veterana actriz se pone en la piel de la implacable Catalina II, la emperatriz rusa que durante los últimos años de su reinado hizo de su país una de las más grandes potencias de Europa. Dirige Philip Martin (‘The Crown), con guion de Nigel Williams, que coincidió con Mirren en ‘Elizabeth I’. Para descubrir junto a mamá a una de las mujeres más cultas de la Historia de finales del siglo XVIII, que no dudó en coleccionar amantes y llegó a conspirar contra su propio marido para alcanzar el poder. Ideal para disfrutar de una buena dosis de intrigas palaciegas.

3. 'Gentleman Jack'

A diferencia de Catalina la Grande y otras grandes damas de la realeza, son muchas las mujeres anónimas pero igual de relevantes ninguneadas por la Historia. Una de ellas es la protagonista de ‘Gentleman Jack’, miniserie de ocho episodios coproducida por HBO y BBC. Anne Lister, viajera y terrateniente inglesa, sufrió todo tipo de represalias por mostrarse abiertamente lesbiana en una época, la de 1832, en la que sus vecinos la insultaban llamándole “señor Jack”, de ahí el título. Creada por Sally Wainwright (suya es la también maravillosa ‘Happy Valley’), Suranne Jones (la ‘Doctora Foster’) da voz a una mujer valiente que se enfrentaría al orden establecido al decidir casarse con otra mujer. Para la posteridad dejó escritos una serie de diarios sobre sus relaciones sexuales que ayudan a entender su compleja historia. Ideal para dar visibilidad a mujeres borradas de la Historia.

4.' The Marvelous Mrs. Maisel'

Cuando echábamos de menos el vistoso vestuario de ‘Mad Men’, llegó la maravillosa señora Miriam ‘Midge’ Maisel para llevarnos de regreso a los años 50 pero desde un punto de vista femenino. Amy Sherman y Daniel Palladino, los creadores de ‘Las chicas Gilmore’ –donde ya demostraron dominar las relaciones madre e hija– nos regalan las aventuras de una madre y ama de casa, que es abandonada por su marido infiel, y decide replantearse su vida desde cero. Su vía de escape es la comedia en vivo (la ‘stand-up comedy’), un terreno casi exclusivo de los hombres, que usa para disparar inteligentes ocurrencias. Cuando la actriz Rachel Brosnahan –ganadora por este personaje de un Emmy y dos Globos de Oro– coge el micro tiemblan los cimientos de una sociedad aún encorsetada. Ideal para compartir los logros de esta encantadora heroína que representa las inquietudes acalladas de muchas pioneras.

5. 'Póquer de reinas'

Muchas madres la recordarán por interpretar en ‘Las chicas de oro’ a la encantadora Rose, la viuda que parecía no enterarse nunca de nada, pero que, de vez en cuando,

escandalizaba a sus amigas septuagenarias con algún comentario picante. Betty White regresó en 2010 por la puerta grande con ‘Póquer de reinas (Hot in Cleveland)’ nada menos que a los 88 años, enamorando a la audiencia (la sitcom se mantuvo en emisión a lo largo de seis temporadas). La actriz es Elka, la nueva casera (sin pelos en la lengua) de tres amigas –entre ellas, Jane Leeves de ‘Frasier’– que se mudan de Los Ángeles a Cleveland. Al igual que en ‘Las chicas de oro’, las cuatro mujeres compartirán sus experiencias, pero, como la edad es un grado, deberán hacer frente a los implacables comentarios de la anciana, que ya está de vuelta de todo y se ríe hasta de su sombra. Una inyección de optimismo, ideal para reír y compartir batallitas.

6. 'Home Before Dark'

En esta original propuesta inspirada en hechos reales es una niña la protagonista, pero no una niña cualquiera. Hilde (Brooklyn Prince) tiene solo ocho años y se siente como una reportera experimentada, capaz de resolver, cual Ágatha Christie, cualquier enigma que se le presente. Lo que parecía un divertido hobby se convierte en obsesión cuando Hilde se muda con su familia desde Brooklyn al pueblo en el que creció su padre (Jim Sturgess). La extraña muerte de una de sus antiguas compañeras de clase reabrirá un antiguo caso casi silenciado y la puerta a nuevas pistas que la policía parece no tener intención de investigar. La madre de Hilde, que dejó la abogacía para criar a sus tres hijas, volverá a ejercer para ayuda a su curiosa e idealista niña. ‘Home Before Dark’, cuya primera entrega se puede ver en Apple TV, ya ha confirmado su renovación. Ideal para participar en una aventura infantil con un toque diferente.

7. 'Unorthodox'

Es una de las ficciones más vistas de Netflix. La historia real de superación de una judía criada en una comunidad ultraortodoxa en el barrio neoyorquino de Williamsburg que decide escapar a Berlín para empezar de la nada (allí se reencontrará con su madre). Esther Shapiro, interpretada magistralmente por la actriz israelí Shira Haas, está inspirada en Deborah Feldman y las experiencias narradas en su autobiografía publicada en 2012. A lo largo de cuatro episodios vamos conociendo a una joven que, a pesar de su físico menudo y su aparente timidez, no ceja en encontrar un propósito en la vida alejado del fanatismo religioso. Algunos de los aciertos de esta miniserie es que va al grano, revela un entorno pocas veces visto (el de la comunidad Satmar) y muestra, a través de la música y de ciertas costumbres, la fuerza interior y tenacidad de una joven que decide romper con lo establecido de una forma radical. Ideal para descubrir la lamentable situación de estas mujeres desde un punto de vista positivo.

8. 'Sanditon'

Basada en un texto inacabado de Jane Austen, ‘Sanditon’ es la adaptación creada por Andrew Davies (guionista de ‘El diario de Bridget Jones’) que se puede ver en Cosmo y que desarrolla más a fondo los personajes de la novela a lo largo de sus ocho episodios. Las diferentes historias se crean alrededor de Charlotte Heywood (Rose Williams), una joven ingenua pero poco convencional que es invitada por la familia Parker a Sanditon, un pequeño pueblo de pescadores que quieren convertir en moderno balneario. En este entorno turístico se sorprenderá con las excentricidades e intrigas de sus peculiares vecinos, entre ellos, Sidney Parker, interpretado por Theo James, del que Charlotte, a pesar de sus defectos y encontronazos, se enamora. Ideal para pasar una velada llena de romanticismo y anécdotas delirantes.

9. 'Run'

De primeras sorprende su arranque. Una mujer casada y madre de dos hijos recibe en su móvil una palabra: “RUN”. Y ella, efectivamente, sale corriendo. Su huida la lleva a encontrarse con un antiguo novio de la universidad con el que hizo un pacto hace casi 20 años. Su intención no es otra que evadirse de un momento de su vida que le resulta insostenible. Sin embargo, su encuentro en un tren les llevará a vivir situaciones de lo más rocambolescas. ‘Run’ mezcla comedia y romance y está protagonizada por Merritt Wever (la policía de la miniserie ‘Creedme’) y Domhnall Gleeson (‘ExMachina’). Atención a los cameos. Ideal para ponerse en la piel de esas madres que necesitan un respiro.

10.'The Good Fight'

Qué decir del spin-off de ‘The Good Wife’. Una de las mejores ficciones que se emiten actualmente, con un soberbio plantel de actrices, encabezado por Christine Baransky. Movistar+ emite la cuarta temporada de ‘The Good Fight’ que vuelve a mezclar ese característico estilo caótico pero sin perder la elegancia, en esta ocasión con el bufete invadido por nuevos y estrafalarios jefes. Si en ‘The Good Wife’, una madre y ama de casa regresaba a la abogacía tras los cuernos de su marido, ‘The Good Fight’ da visibilidad a varias mujeres empoderadas dispuestas a hablar alto y claro. Entre ellas, en representación de las madres primerizas, Lucca Quinn, capaz de tener a un hijo soltera y sin renunciar a su trabajo. Ideal para debatir de temas sociales y políticos con cada uno de sus casos.