MADRE PRIMERIZA

Ireland Baldwin se sincera sobre su embarazo: "Esta mierda es DURA. Estoy agotada y desmotivada. No estaba preparada para esto"

A principios de año Ireland Baldwin revelaba que está embarazada y espera a su primer bebé junto a su novio, RAC. Ahora, la hija de Alec Baldwin y Kim Basinger se sincera sobre cómo lleva el embarazo y lo difícil que le está siendo.

Publicidad

Ireland Baldwin, la hija del actor Alec Baldwin y Kim Basinger, no siempre lo ha tenido fácil a lo largo de su vida, pues se ha tenido que enfrentar numerosos problemas relacionados con la alimentación y las drogas así como a las constantes polémicas de su familia.

No obstante, si hay algo que caracteriza a Ireland es de hacer uso de sus redes para visibilizar estos problemas y hablar abiertamente de algunos de los episodios más traumáticos de su vida, como la violación que sufrió de adolescente y le llevó a abortar.

Sin embargo, no todo iba a ser malo en su vida, pues ella misma confirmaba a través de Instagram a principios de año que está esperando un bebé junto a su novio, el músico André Allen Anjo, reconocido como RAC. Así nos lo hacía saber la pareja publicando una reveladora foto conjunta de la ecografía del bebé.

No obstante, el embarazo no siempre es un camino de rosas y, ahora, , Ireland querido sincerarse sobre los aspectos más duros que está viviendo en esta etapa de su vida, algo que no se suele exponer de forma clara. La modelo se ha expresado a través de una sincera publicación en su cuenta de Instagram donde se ha desahogado y ha hablado sin tapujos muy honesta de cómo está llevando su embarazo.

"Esta mierda es DURA. Y no estás sola si sientes lo mismo. Y está bien ser REAL. Está bien estar feliz y triste al mismo tiempo. Estoy agradecida, pero estoy luchando y eso es perfectamente lícito", ha escrito en la descripción de la publicación.

"El embarazo es difícil. Te quita mucho. No estaba preparada para esto", ha comenzado admitiendo muy sincera. "Siempre he querido un bebé con la persona adecuada", admite.

"Crecí con una visión muy confusa de cómo era realmente el amor y siempre quise tener un hijo propio con alguien que me tratara bien y me amara incondicionalmente", continua explicando. "Habría perdido la cabeza si no hubiera sido por el apoyo de RAC. Él lo es todo y más para mí", confiesa.

"Subestimé lo difícil que sería el embarazo para mi mente y mi cuerpo", ha admitido diciendo que se encuentra en un proceso de lucha para adaptarse a todos los cambios hormonales así como los dolores y molestias.

También se ha sincerado admitiendo que su embarazo se siente como una guerra mental: "Siento que mi cerebro y mis pensamientos van a la guerra todos los días".

"Estoy agotada. Estoy desmotivada", ha confesado después de decir que está harta de que le digan "solo espera a que llegué el bebé, no podrás dormir", a lo que contesta "imbécil, no consigo dormir ni ahora. CÁLLATE".

"Esta mierda es difícil y cuando la gente espera de ti que estés resplandeciente y angelical y estar en un estado constante de felicidad... a veces no es realista", ha explicado refiriéndose a que "todo el mundo tiene una experiencia diferente" en los embarazos.

Respecto a su aspecto físico Ireland admite que "a veces es un duende, otras un troll y otras una cascarrabias", refiriéndose a que no siempre hay que ser ideal y mostrarse perfecta.

Ireland ha acabado diciendo que a pesar de todo, nada consigue reflejar lo emocionada que está por ser madre: "Todo esto merece la pena y está bien admitir lo duro que es y el miedo que puede llegar a dar". Sin embargo, ha querido dejar un último mensaje muy claro a sus seguidoras después de todo: "No estás sola".

ObjetivoTV » Cine

Publicidad