Paul Rudd es ahora una de las mayores estrellas de Hollywood, pero durante muchos años fue recordado y querido como el marido de Phoebe en 'Friends'. El papel del actor es uno de los más aplaudidos al margen de las estrellas protagonistas, y él también guarda un gran recuerdo.

Pero cuando un grupo funciona tan bien y está tan cerrado como el de los actores de 'Friends', no es tan fácil integrarse sin meter la pata. Y Rudd lo hizo hasta el fondo.

El actor tuvo un comienzo un tanto 'atropellado' que le hizo pasarlo muy mal y por el que aún pasa vergüenza, como ha confesado en el programa de Graham Norton. El incidente fue tan aparatoso que creyó que iban a despedirle. En el vídeo de arriba tienes todos los detalles.

· · ·

Seguro que te interesa

"No nos dejaron": Las incendiarias palabras de Jennifer Aniston sobre por qué no hay una película de 'Friends'