Desde 1996, el 21 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Televisión, una conmemoración proclamada por la Asamblea General de la ONU con motivo del Primer Foro Mundial de la Televisión en las Naciones Unidas.

La televisión se ha constituido, según señala la ONU, en “un protagonista clave dentro del mundo de las comunicaciones por su influencia cada vez mayor en el proceso de adopción de decisiones, al haber sido los ojos del mundo en muchos conflictos y otras amenazas para la paz y la seguridad, así como por haber llamado la atención de toda la sociedad en importantes cuestiones económicas y sociales”.

En la resolución 51/205, Naciones Unidas invita a los Estados miembros a celebrar el Día Mundial de la Televisión promoviendo intercambios mundiales de programas para la pequeña pantalla centrados en cuestiones como la paz, la seguridad, el desarrollo económico y social y la promoción del intercambio cultural.

Dentro de las televisiones comprometidas con esas causas, destaca la Televisión de las Naciones Unidas, que emite series como La ONU en acción’, un programa sobre la labor de la organización y sus agencias en todo el mundo.

Hace tan solo unos días, el pasado domingo, fue el día de mayor número de contactos en la historia de la televisión en España, con 36.621.000 espectadores que vieron al menos un minuto el aparato, es decir el 83,3% de la población. Esta dato confirma el buen momento que vive la pequeña pantalla en nuestro país, a pesar del avance de Internet y de la crisis publicitaria que sufre desde hace años.