GINECOLOGÍA

¿Por qué nos pican los pezones?

¿Sientes picor en los pezones? Podría ser deshidratación, pero también hay otras causas. Entrevistamos a una experta para aclarar todas tus dudas.

Wibbitz

Publicidad

STORIES

Los pechos en general, pero, especialmente, los pezones y sus areolas, suelen ser zonas cutáneas bastante sensibles. Por eso nos llama más la atención si notamos picor, escozor o quemazón en estas partes.

Si sientes que te pican los pezones no te alarmes porque puede que estén un poco faltos de hidratación. Sin embargo, merece la pena tener en cuenta otras causas.

Novamás entrevista a Ester Arango Fragoso, ginecóloga de la Clínica Tambre, para despejar todas tus dudas.

Empecemos por el principio. ¿La piel de los pezones es diferente de la del resto del cuerpo?

Biológicamente, la mama es una glándula sudorípara modificada, característica definitoria de los mamíferos, cuya misión primordial es producir leche. La piel que compone el pezón y la areola es más delicada, más fina y posee más vascularización e inervación.

¿Cuáles son las causas principales del picor de pezones en las mujeres?

Falta de hidratación

Probablemente, se trate de la causa más frecuente. El pezón y la zona de la areola son especialmente sensibles y la piel seca puede producir sintomatología tipo picor.

Es importante mantener la piel hidratada, sobre todo en verano, durante la menopausia o bajo la exposición a determinados tratamientos médicos que aumenten la deshidratación.

Solución: hay que aplicarse una crema hidratante o aceite.

Patologías cutáneas

Las alteraciones que afectan a la piel como las dermatitis, psoriasis o eccemas pueden ponerse de manifiesto en cualquier zona de nuestro cuerpo. En estos casos es recomendable consultar y completar un estudio y tratamiento adecuado.

Puede ser necesario un tratamiento tópico, con una crema o pomada de corticoides para calmar el picor. Y es recomendable evitar el rascado excesivo.

Infección por hongos

El sobrecrecimiento de los hongos que forman parte de la flora cutánea puede producir picor, sobre todo por humedad constante, sobrepeso, hipersudoración o lactancia. En este caso, el tratamiento ha de ser el específico para combatir la infección fúngica.

Enfermedades sistémicas

Hay determinadas enfermedades, como algunas patologías del hígado o la vesícula biliar, que pueden causar picor generalizado en la piel que, además, también se puede manifestar en los pezones, por ser una zona más sensible. En este caso, habría que tratar la enfermedad en sí.

Cáncer de mama

Algunos tipos concretos de cáncer de mama pueden producir picor en el pezón. Por ejemplo, la enfermedad de Paget o el cáncer inflamatorio de mama. En estos casos, además de picor, se ponen de manifiesto otros síntomas como enrojecimiento, descamación y engrosamiento de la piel.

Cuando el picor se acompaña de otras manifestaciones cutáneas y, sobre todo, cuando estas no responden a tratamientos habituales (hidratación, corticoides) se recomienda consultar a un profesional para averiguar la causa.

¿Hasta qué punto nos tenemos que preocupar si nos pican los pezones?

No hay que olvidar que, como en cualquier zona de la piel, la mayoría de las ocasiones en que se manifiesta picor en los pezones es por una causa absolutamente benigna.

Rara vez el picor en los pezones es consecuencia de una enfermedad sistémica o de un cáncer de mama, sin embargo, en aquellos casos en los que se acompañe de otros síntomas y no responda a la hidratación, es conveniente consultar con un profesional.

¿Qué papel juegan las hormonas?

Los cambios hormonales afectan a la sensibilidad de los pezones de distinta manera a lo largo de las diversas etapas de la vida fértil de la mujer.

Durante la adolescencia puede notarse picor en el pecho y, especialmente, en la areola, consecuencia de la distensión que produce el desarrollo mamario.

A lo largo del ciclo menstrual, la mama, al igual que el útero y los ovarios, experimenta muchos cambios sobre la zona glandular que pueden generar picor, sensibilidad e incluso dolor bilateral, sobre todo en el periodo premenstrual.

Uno de los síntomas más frecuentes en el embarazo es el aumento de sensibilidad y tamaño de las mamas y, a veces, picor en los pezones.

Durante la menopausia, algunas mujeres pueden experimentar sequedad y, como consecuencia, picor en la zona mamaria.

¿Algún consejo para evitar que nos pique esta zona?

Para evitar esta sintomatología, es recomendable mantener una buena hidratación, tanto a nivel local como oral (uso diario de crema hidratante, aceite corporal, beber abundantes líquidos…); evitar la exposición solar y el uso de ropa interior muy apretada o con roce constante; y, siempre que la sintomatología no mejore con hidratación y/o aparezcan otros síntomas, es recomendable consultar con un especialista.

Novamas » Vida

Publicidad