NovaMás » Vida

ACCESORIOS PERFECTOS

Cómo limpiar el estuche de los AirPods

Estos son algunos de los trucos que puedes llevar a cabo para limpiar el estuche de tus auriculares inalámbricos de forma sencilla y segura.

Auriculares inalámbricos y su funda

Auriculares inalámbricos y su funda Pixabay

Publicidad

La cartera, las llaves, las gafas de sol… Todas tenemos nuestros imprescindibles, aquellos objetos que nunca pueden faltar en nuestro bolso. Este tipo de elementos los usamos con mucha frecuencia a lo largo del día, pero precisamente ese uso recurrente hace que con el paso del tiempo acumulen mucha suciedad.

Los AirPods o cualquier otro auricular sin cable, también figuran entre los esenciales de muchas. Estos aparatos se guardan en pequeños estuches que facilitan su transporte y además, llevan incorporado un sistema que permite recargarlos.

De todas maneras, en términos de cuidados, este tipo de objetos pasan inadvertidos, ya que velamos más por lo que hay en su interior que no por su cobertura. Por eso, tal y como pasa con la funda de nuestro móvil, los respectivos protectores acaban por convertirse en objetos atestados de microbios.

¿Cómo puedo limpiar el estuche?

Con bastoncillos de algodón

Una de las mejores opciones para eliminar la suciedad es usar hisopos. Aunque este tipo de bastoncillos están asociados a la limpieza de los oídos, resulta una práctica perjudicial. Por eso, puedes darles un nuevo uso.

Moja el bastoncillo en agua o alcohol y frótalo por las zonas sucias para retirar fácilmente todos los residuos. Si quieres eliminar la suciedad de los puertos de carga, emplear un hisopo seco para hacerlo de forma segura, ya que el líquido dañaría el sistema. Si lo prefieres, puedes usar un trapo húmedo para limpiar velozmente la parte externa del estuche.

Con un cepillo suave

Quizás esta sea una de las formas más sencillas de limpiarlos, pero seguramente la más ruda. Cepillar la funda puede llegar a generar ralladuras en la carcasa, por eso es fundamental que las cerdas sean blandas. Escoge uno que no contenga residuos, ya que de lo contrario introducirás partículas innecesarias en las ranuras de carga.

Algo que también debemos mantener limpio es la rejilla del auricular, por donde sale el sonido. Se trata del hueco que tiene contacto estrecho con la oreja, por lo que se llena de cerumen. Tanto el hisopo como el cepillo te permitirán higienizar cómodamente el casco.

Con masilla adhesiva

Aunque te pueda parecer raro, con esta sustancia vas a eliminar de una pasada todos los restos. Estos adhesivos permiten pegar y despegar elementos sin dejar marcas. Gracias a su carácter removible, todas las partículas se quedarán pegadas a la masa, pero no correrás el riesgo de que la masilla se quede enganchada en la superficie del estuche.

Con palillos

Si has probado todos los trucos, pero no has logrado desincrustar por completo la suciedad del estuche, puedes probar con un palillo de madera. Sus finos y puntiagudos extremos se introducirán perfectamente por las ranuras y huecos más complicados, pudiendo eliminar fácilmente la mugre retenida.

Adquiere una funda

A consecuencia de la popularidad que han ganado, también se han creado fundas protectoras para alargar la vida de estos artilugios. Las hay de todos los tipos: más o menos originales, como este en forma de snack; resistentes a los golpes o monocromáticas, así que no dudes en escoger la que más te guste.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo limpiar las sillas de tela y eliminar posibles manchas

Publicidad