CUIDA TU PIEL

Diferencias entre toallitas desmaquillantes y agua micelar: cuál es mejor para la piel

Retirar el maquillaje del rostro es un proceso muy importante para la rutina de limpieza facial, por lo que en algunas ocasiones pueden surgir dudas sobre cómo limpiar la piel al terminar el día. A continuación, te explicamos la diferencia que existe entre las toallitas y el agua micelar y cuál es la mejor opción para la dermis.

Hyliacom

Publicidad

STORIES

Aunque el maquillaje genera un resultado satisfactorio cuando lo aplicas, debes saber que el proceso de eliminar estos productos de la dermis es muy importante. De hecho, si usas maquillaje, diariamente la piel está expuesta a muchos elementos que se quedan en los poros. No importa si no te maquillas, puesto que a lo largo del día la piel acumula grandes cantidades de suciedad debido a la alta contaminación ambiental que puede dañar la dermis, por lo que debes limpiar tu rostro en tu rutina de noche.

La limpieza facial es el paso más importante de la rutina para tener una piel perfecta. Limpiar el rostro, el cuello y lavar la cara antes de ir a dormir son funciones imprescindibles. En caso de no hacerlo, corres el riesgo de levantarte a la mañana siguiente con un par de granos no deseados. Para hacerlo solamente debes emplear 10 minutos y tienes varias opciones como las toallitas desmaquillantes y el agua micelar, sin embargo, ¿cuál es más efectiva y limpia el rostro en profundidad?

Limpieza de rostro
Limpieza de rostro | iStock

Con toallitas desmaquillantes

Seguro que las has usado de vez en cuando y sabes cómo funcionan. Las toallitas desmaquillantes eliminan los maquillajes más resistentes, pero no se llevan por completo los restos de suciedad. Aunque limpian la capa más superficial de la piel, se quedan algunas partículas en los poros, por lo que no son recomendables para un uso diario. Para conseguir que la dermis quede totalmente limpia debes frotar demasiado, lo que puede provocar irritación en las pieles más sensibles.

Una vez que uses las toallitas debes lavar el rostro para retirar de manera definitiva la suciedad. En caso de no hacerlo, quedaría en la piel y causaría inflamación, brotes de acné y dermatitis. Por ello, se aconseja usar un gel limpiador para obtener un resultado mejor.

Con agua micelar

En cambio, el agua micelar es un cosmético desmaquillante cómodo, porque no requiere el uso de un tónico después. Además, tiene elementos que recogen las partículas de grasa y suciedad de forma definitiva. Por lo que ayudan a refrescar el rostro sin tener que lavarlo después, pero puedes acompañarlo con un gel limpiador facial. El agua micelar protege el rostro y lo deja impoluto. De hecho, es perfecta para todo tipo de pieles, por lo que se aconseja usarlo durante la rutina de higiene tanto por las mañanas como por las noches.

En comparación con las toallitas desmaquillantes, el agua micelar no irrita la piel porque es apta para todo tipo de pieles y sobre todo para las más sensibles. Para aplicarlo debes echar el producto en un disco de algodón o microfibra y dar toquecitos en la piel y ya tendrás la piel lista para dormir.

Novamas » Belleza

Publicidad