¿Te has ido de vacaciones al campo, por fin, después de todo el año trabajando y nada más pisar la suave y fresca hierba te ha picado un tábano? No te preocupes, no tienes que renunciar a un día de tus vacaciones por esta molesta picadura. En este tutorial te explicamos cómo tratarla de forma casera.

Pero ¿qué son los tábanos? Estos insectos son parecidos a las moscas pero de mayor tamaño, con el cuerpo grueso y los ojos muy grandes y verdes. Suelen estar más presentes en el ambiente del campo. No obstante, no pican todas, sólo las hembras. Los machos sólo se alimentan del néctar de las flores y son completamente inofensivos tanto para los animales como para los seres humanos. No es el caso del sexo femenino de esta especie, ellas atacan a los animales y personas por igual ya que se alimentan de la sangre de estos. En el vídeo te explicamos cómo tratar sus mordeduras.

Para ello disponen de un aparato bucal picador-cortador muy fuerte y los ojos separados, mientras que los machos tienen los ojos unidos en la parte superior de la cabeza y la boca adaptada para absorber el néctar de las flores. Así que ya sabes: Ojos separados, bicho malo.

Los tábanos, por lo general, es una especie diurna que se pasa el día buscando algo a lo que hincarle el diente, ya sea un poco de flores, en el caso de los machos o en el de las hembras, sangre. La picadura de los tábanos suele ser muy dolorosa y lo suficientemente fuerte como para atravesar la piel de cabras, caballos, ganado y, por su puesto, personas con facilidad. Suelen atraerle más aquellos animales de piel oscura que tengan una gran transpiración. En este vídeo te enseñamos cómo tratar estas picaduras de forma casera.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No dejes que este verano te devoren: los remedios más eficaces para repeler mosquitos

Mercedes Martín nos cuenta qué debemos hacer si nos pica una medusa en la playa