Novalife » Salud

ANGIOMAS

Puntos rojos en la piel, ¿tienes que preocuparte?

Antes no tenías y de un tiempo a esta parte te has percatado de que tienes puntos rojos repartidos por tu cuerpo, ¿es preocupante?

Publicidad

Habitualmente sueles chequearte la piel, comprobando que todo sigue más o menos igual pero, de un tiempo a esta parte, te has percatado de la aparición de puntos rojos… ¿Qué es esto? ¿Son lunares? ¿debes preocuparte?

Es normal preocuparse sobre todo cuando compruebas, de un día para otro, que hay más de uno. No se trata de lunares, se denominan “puntos rubí” y una vez que se presentan, ya no desaparecen. ¿Qué son exactamente? Pequeñas dilataciones capilares denominadas angiomas y que tienden a darse en el tronco y en las extremidades. Según un estudio publicado en American Family Physician, esto suele afectar hasta a un 50% de los adultos.

Normalmente no suele ser preocupante pero sí se aconseja su revisión, como puede suceder con lunares, sobre todo si tienes muchos o si de repente, uno cambia de forma.

Los puntos rojos en la piel son una lesión cutánea de naturaleza benigna y pueden aparecer en cualquier momento, aunque se dan con mayo frecuencia a partir de los 30 años, o sea, cuando vamos cumpliendo años. Como hemos dicho, suelen aparecer en la zona del pecho y también, en los brazos: pueden tener una superficie lisa o ligeramente sobreelevados, con un tamaño que varía entre 1 y 55 milímetros de diámetro. Aunque pueden confundirse, no son lunares.

Puntos rubí | iStock

Es importante destacar que son benignos: si bien los lunares pueden cursar de forma maligna, no es el caso de estas meras acumulaciones de células melanocíticas.

Pero, ¿por qué aparecen de un día para otro? ¿qué los provoca? Pues en realidad no se conoce la causa exacta de su aparición, sin embargo, según publica el American Osteopathic College of Dermatology, suelen estar asociados al envejecimiento de la piel y tienden a aumentar cuando vamos cumpliendo años. Pero también están relacionados con factores genéticos (si nuestros padres tenían muchos tenemos muchas papeletas para que se repita), cambios hormonales, exposición a químicos, etc.

Como hemos dicho, no tienes que preocuparte por ellos pero sí que es necesario que los vea un dermatólogo si se dan los siguientes:

- Que aparezcan en grandes cantidades en un sitio en concreto.

- Si te molestan: si duelen, pican… debes consultar con el médico.

- Tampoco deben sangrar, porque si este es el caso, también deberás preguntar al dermatólogo.

- Si tienes muchos, obsérvalos y si notas cambios como que se tornen rugosos o irregulares, habla con un especialista.

Y, como última cuestión, ¿se pueden quitar? Como vemos solo tiene una afectación estética. Pero, si te molestan por las razones que sean, debes consultar con un dermatólogo la forma de quitarlos: hay diferentes opciones, desde bisturí eléctrico a láser.

Publicidad