A FLOR DE PIEL

Liquen plano: ¿En qué consiste este problema de piel?

La piel es uno de los órganos más sensibles de nuestro cuerpo y hay multitud de afecciones que causan hinchazón, irritación y prurito. En este artículo te explicamos en qué consiste, cuáles son los síntomas y el tratamiento para la enfermedad inflamatoria del liquen plano.

Publicidad

Hay evidencia científica que el uso de productos químicos en nuestro entorno de forma generalizada -como pueden ser los ambientadores, los jabones y suavizantes o los productos de limpieza- cada vez generan más alérgenos.

Además de la rinitis y el lagrimeo -síntomas típicos causados por una reacción alérgica-, la piel es un órgano -el más grande del cuerpo humano- en el que es más que habitual que se vean las secuelas de una alergia.

No obstante, la dermis está tan expuesta a factores externos que no solo reacciona ante alergias comunes, sino que en muchas ocasiones es donde se manifiestan afecciones o condiciones que alteran su equilibrio.

Más allá de las patologías dérmicas comunes, como pueden ser la piel atópica, la psoriasis, la urticaria o los eczemas, hay otra serie de dolencias que afectan a la piel.

Este artículo trata sobre el liquen plano. ¿En qué consiste este problema de piel? Te explicamos su origen, su diagnóstico y los posibles tratamientos que esta enfermedad requiere.

¿Qué es el liquen plano?

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria dermatológica no contagiosa que provoca hinchazón e irritación en la piel, el cuero cabelludo, las uñas y la membrana que recubre las mucosas.

Su aparición en la piel se inicia con la erupción de pequeñas pápulas separadas que durante varias semanas acaban combinándose y evolucionando hasta formar placas planas, rugosas, escamosas y abultadas de color rojo violáceo con bordes angulares que causan picazón.

Por lo general, el liquen plano se distribuye con más frecuencia en el tronco, las superficies internas de las muñecas, las piernas y la zona genital. La cara se ve afectada menos a menudo.

En la boca, la vagina y otras zonas del cuerpo cubiertas por mucosas, el liquen plano forma manchas blancas que a veces pueden conllevar llagas dolorosas.

Causas de aparición del liquen plano

Como en muchas enfermedades dermatológicas, se desconoce la causa exacta que da lugar al liquen plano y se le atribuye un factor genético importante.

La comunidad científica parece estar de acuerdo en que su aparición está vinculada a un trastorno del sistema inmunitario, por el cual los linfocitos atacan la superficie de la piel y las mucosas causando las típicas lesiones de esta enfermedad.

No obstante, también hay indicios que asocian su manifestación al consumo de algunos medicamentos, por ejemplo a los fármacos que se ingieren para combatir la malaria, el paludismo o para tratar algunos trastornos mentales.

Diagnóstico y tratamientos para combatir el liquen plano

La única prueba que un profesional médico necesita para confirmar su diagnóstico es una biopsia de una zona afectada. Después su primera recomendación para no extender ni empeorar con posibles infecciones el liquen plano es evitar el rascado -dado que el síntoma más generalizado es el picor-.

Los tratamientos más comunes son los fármacos con corticoides, aunque también son muy habituales los antihistamínicos en los casos donde se manifiesta mucho picor. Otra de las pautas médicas que un profesional sanitario receta son los retinoides -composiciones con vitamina A-, fototerapia e, incluso, medicación con inmunodepresores.

Generalmente, no es dañino y los síntomas suelen desaparecer tras el tratamiento -normalmente a los 18 meses ya no hay rastro de él-. No obstante, al tratarse de una enfermedad que despierta con brotes, es muy probable que con el tiempo vuelva a aparecer.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

¿Qué es el dermografismo? El trastorno con el que puedes “escribir sobre la piel”.

Novamas » Vida

Publicidad