Robo bebé

El trauma de por vida de los padres de un bebé secuestrado: "No puedo con mi día a día"

Viven un calvario desde el 19 de octubre de 2022 cuando una mujer se llevó a su bebé. "A veces sueño que se llevan a nuestra otra hija", relata el padre, mientras que la madre sigue de baja: "No puedo salir sola a la calle".

Publicidad

Sus vidas se pararon el 19 de octubre de 2022 en el hospital bilbaíno de Basurto. Creyeron que no volverían a ver su bebé recién nacido. Una mujer se hizo pasar por enfermera y secuestró a su hijo con la excusa de llevarle a hacer unas pruebas. Once horas después volvía a estar entre sus brazos, pero desde entonces, nada ha vuelto a ser igual para estos padres vizcaínos.

"Es un trauma lo que hemos pasado", ha reconocido el padre en la primera y única sesión del juicio contra la secuestradora. Sus intervenciones han sido cortas, pero suficientes para entender cómo se encuentran un año y medio después.

Los progenitores, en respuestas a la fiscalía y a su abogado, han relatado el infierno que viven. El padre del bebé ha explicado el proceso personal de este año y medio: "Hemos estado en shock y estamos en terapia con una psiquiatra. Yo he estado un año de baja, pero ella sigue todavía".

Un suceso que es imposible quitarse de la cabeza. Tanto que el padre ha confesado las pesadillas en las que secuestran a su otra hija: "A veces sueñas que te llevan a la otra hija. No dormimos bien por las noches todavía".

"No puedo salir sola a la calle"

La madre del bebé se ha derrumbado durante su declaración cuando ha recordado el momento en el que le entregó el bebé a la secuestradora: "Cogí a Aimar de la cuna y se lo entregué...no supe más de mi hijo". Apenas podía articular palabra. Ha sido el momento en el que más ha sufrido.

A continuación, ha detallado las consecuencias de este duro episodio: "No duermo por las noches, salir sola es imposible, no puedo trabajar". En definitiva: "No puedo seguir con mi día a día". La madre ha recordado que continúa bajo terapia: "Estoy en tratamiento psicológico".

Un perdón que no convence a los padres

La secuestradora ha argumentado en el juicio que no se "encontraba en sus cabales". Por ello, ha pedido perdón dos veces. La primera vez solo dirigido a la madre: "Por favor quería perdón a la madre del bebé. Lo llevo pidiendo desde que lo hice y me gustaría hacerlo".

Poco después, sí que se ha referido a los progenitores: "Lo siento a los padres que no era mi intención. No estaba en mis...". Sus últimas palabras han sido para la defensa de la acusación particular, ejercida por los padres: "Pido disculpas también a su abogada".

Al salir de la Audiencia Provincial de Vizcaya, los periodistas han preguntado al padre sobre si se creía el perdón de la secuestradora. Su respuesta, rotunda: "No mucho, no mucho".

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad