Día del Síndrome de Asperger 2021

Publicidad

Día internacional del Síndrome de Asperger 2021

Síndrome de Asperger: Síntomas, características y cómo identificar a un adulto o niño con la enfermedad

El Síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista que afecta a 3 de cada 1.000 nacidos vivos. Hoy, Día internacional del Síndrome de Asperger 2021, te explicamos sus síntomas y cómo se identifica en niños y adultos.

El Síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista que conlleva una alteración neurobiológica durante el procesamiento de la infancia. Las personas afectadas muestran un aspecto e inteligencia normales y, a veces, esta última presenta valores superiores a la media. Sin embargo, estos pacientes se pueden caracterizar por un mayor o menor impedimento en las habilidades comunicativas y patrones repetitivos o restringidos de pensamiento y comportamiento. Hoy se celebra el Día internacional del Síndrome de Asperger 2021, por lo que te contamos todo sobre este transtorno.

Este trastorno se manifiesta de forma diferente en cada individuo, pero todos tienen en común las dificultades para la interacción social, alteraciones en los patrones de la comunicación no verbal, inflexibilidad cognitiva y de comportamiento, complicaciones en la abstracción de conceptos, interpretación literal del lenguaje y de las emociones ajenas o propias.

El Síndrome de Asperger es una enfermedad frecuente que afecta a 3 de cada 1.000 nacidos vivos, pero poco conocido por la población en general, teniendo los varones de tres a cuatro veces más probabilidades que las niñas a padecerla. Es un trastorno que supone una discapacidad para entender el mundo de lo social, que da origen a comportamientos inadecuados originándoles a ellos y a sus familiares posibles problemas en todos los ámbitos.

¿Por qué se celebra el día del síndrome de Asperger el 18 de febrero?

El pediatra austríaco, Hans Asperger, observó, en el año 1944, a cuatro niños que tenían dificultades para integrarse socialmente. Aunque su inteligencia parecía normal, los menores carecían de habilidades no verbales, no mostraban empatía por los demás, eran torpes, hablaban de forma inconexa o demasiado formal y su interés lo centraban en un solo tema, que dominaba todas sus conversaciones. El doctor Asperger definió la patología como 'psicopatía autista'.

Las observaciones de Hans Asperger, publicadas en alemán, no vieron la luz hasta el año 1981, cuando la doctora inglesa, Lorna Wing, difundió una serie de estudios de casos de niños que presentaban síntomas similares a los previamente analizados por el pediatra austríaco, por lo que lo denominó como el 'síndrome de Asperger'.

Desde ese momento, este trastorno recibió el nombre de Asperger y se celebra el Día internacional del Síndrome de Asperger cada 18 de febrero, coincidiendo con el nacimiento de Hans Asperger. Es necesario conmemorar esta fecha para dar visibilidad a estas personas y a sus necesidades, además de concienciar a la sociedad sobre las dificultades a las que se enfrentan a diario.

Síntomas y características del síndrome de Asperger

En la mayoría de los casos, los padres sienten que hay algo inusual en el comportamiento de sus hijos cuando estos cumplen 2 o 3 años. A diferencia de los pacientes de autismo, los afectados por el Síndrome de Asperger sí que desarrollan sus habilidades tempranas de lenguaje, no así su avance en las actividades motoras como gatear o caminar con torpeza.

El síntoma más generalizado es el interés obsesivo de los niños con un objeto o tema únicos, hasta el punto de excluir los demás. Se centran en el asunto que les fascina y quieren saberlo todo sobre él, girando todas sus conversaciones en torno a eso. Su experiencia, su nivel de vocabulario y sus patrones formales de lenguaje los hacen parecer pequeños maestros.

Su comportamiento social y emocional es inadecuado y presentan problemas con la comunicación no verbal, con gestos o expresiones faciales limitadas y con una mirada peculiar y rígida.

¿Cómo saber si un adulto tiene síndrome de Asperger? ¿Y un niño?

El Síndrome de Asperger en los niños se diagnostica por su obsesión con determinados temas u objetos, por su lenguaje formal, su torpeza en las habilidades motoras y su aislamiento frente al resto de la sociedad. Su comportamiento tiende a ser inadecuado y todo lo que los demás dicen se lo toman de forma literal.

Este trastorno presenta problemas de socialización y comunicación también en la edad adulta. Algunos desarrollan síntomas psiquiátricos adicionales y trastornos. Cada vez más se está diagnosticando Asperger en adultos que buscan atención médica por enfermedades de salud mental como depresión, ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo y trastorno de la hiperactividad con déficit de atención, aunque no estudios suficientes para determinar la incidencia en la población adulta.

Publicidad