Publicidad

Despedida del trabajo

Raquel, despedida del trabajo: "¿Por qué me quitan a mi para meter a un hombre?"

Raquel no entiende por qué no le han renovado el contrato y en su puesto "han metido a un hombre". Ella cree que le han despedido por "ser mujer".

Raquel tenía trabajo en el Centro de Conservación de Carreteras de Algodonales, en Cádiz. Ella fue la única mujer en plantilla en Andalucía, pero tras un año trabajando no le han renovado el contrato porque dicen que "no tiene fuerza". Los compañeros llevan una semana en huelga por esa discriminación.

Además, asegura que ella fue seleccionada entre un grupo de varios aspirantes como "la más capacitada para el puesto".

"No se me ha tratado igual que a otros compañeros que han entrado a trabajar ni con las mismas condiciones", se queja Raquel Ballesteros, despedida de la empresa. Quién también se quejaba de que le habían llegado a decir "que no tenía la suficiente fuerza para hacer el trabajo" y que "estaba todo el día quejándose".

La trabajadora cree que "le han despedido por ser mujer" y explica que no entiende que "si ella está haciendo bien su trabajo" por qué no la renuevan y en su lugar meten a un hombre.

Asegura que ella "se ha esforzado el doble" para que nadie le pudiera decir "que no hacía su trabajo". Añade que ella siempre estaba intentando formarse, aprender y que "le encantaba su trabajo"

Raquel afirma que ella pidió "aprender a usar la moto sierra porque si estaba de guardia sola y necesitaba cortar un árbol de la carretera, tenía que hacerlo". Pero asegura que le dijeron que no, que no le iban a enseñar. "El encargado llegó a decirme que no quería que cogiera la moto sierra", dice Ballesteros.

"La excusa que ponen es que con el covid-19 no se han dado cursos", pero asegura que cuando ella pide la formación en febrero de este año, "estaban dando dos cursos en el Centro de Conservación".

Explica que la situación familiar tampoco es demasiado buena, que su pareja está en ERTE y tienen una niña pequeña.

Publicidad