120.00

Publicidad

Reforma de la sanidad

Rafael Matesanz: "No se puede tener una sanidad del oeste con sueldos del este"

El fundador del exitoso Sistema Nacional de Trasplantes, el doctor Matesanz, ha explicado en el Congreso sus propuestas para mejorar la sanidad tras el coronavirus. Dice que hay que incrementar unos 500 euros el gasto anual por habitante si queremos seguir disfrutando de una buena sanidad pública.

El exdirector y fundador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha advertido de que las listas de espera "se van a disparar más de lo que ya estaban" por el coronavirus y ha abogado por reforzar la atención primaria y la telemedicina para hacerle frente. Lo ha hecho durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, en la que ha calificado de "crítica" la situación de los profesionales sanitarios.

Las listas de espera, una forma de copago

Matesanz ha señalado que las listas de espera, en general, son inversamente proporcionales a los recursos que se ponen para corregirlas y, en lo que se refiere a las quirúrgicas, "son una forma de copago del ciudadano, en lugar de en efectivo, en tiempo de espera". A su juicio, para disminuir la demora hay que reforzar la atención primaria "para que resuelva muchos más problemas" y haga de freno antes de llegar a la consulta de los especialistas, y, además, "apostar de una forma decidida por la telemedicina", básica en la coordinación entre la primaria y los hospitales.

Propuestas

Las medidas que, a su juicio, habría que adoptar de forma inmediata son, en primer lugar, que los partidos sean capaces de llegar a un acuerdo y, luego, lanzar unos mensajes claros que lleguen a la gente como que se va a aumentar el presupuesto que se destina sanidad. En este sentido, ha abogado por alcanzar el 7,5 % del PIB en la financiación de la sanidad -medio punto más de lo que se ha comprometido este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa-, lo que "nos haría pasar de una segunda a una primera división europea". En cuanto al gasto sanitario por habitante y año, ha propuesto elevarlo a 2.000 euros (según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, en 2018 se situaba en 1.523 euros). La prioridad para levantar el sistema sanitario, según Matesanz, debe ser recuperar la confianza de los profesionales sanitarios y ha considerado que hay que mejorar las condiciones de éstos, que tienen unos salarios a nivel de "los países del este". Además, ha considerado que se pueden adoptar otras decisiones sencillas que no suponen un gran desembolso como acabar con la interinidad. "No es de recibo que uno de cada tres profesionales sean interinos". "Si se vuelve a producir un brote la evolución va a depender de muchas cosas, pero esencialmente de los sanitarios, que ya estaban bastante fastidiados y nos podemos meter en una situación complicada", ha advertido. Además del refuerzo de la atención primaria, Matesanz ha puesto el acento también en las camas de UCI, un aspecto en el que se ha producido "un retroceso muy grande". De hecho, Alemania tiene 3 veces más que España "cuando a principios de siglo no era así.

Publicidad