Violación a una menor

Una niña de 10 años reconoce haber sido violada por su primo durante un año: "Me pegaba y me obligaba"

Ambos vivían en la casa familiar con los padres de la pequeña. Cada noche el acusado obligaba a la menor a mantener relaciones sexuales.

Mazo de juicio

Mazo de juicio Pixabay

Publicidad

Durante el juicio en la Audiencia de Lleida la menor ha confesado como su primo la violó durante aproximadamente un año. Los hechos ocurrieron en La Noguera, entre 2020 y 2021, cuando ella tenía 10 años y él 26, y quedaron al descubierto cuando una revisión médica reveló que la niña estaba embarazada.

Cada noche el joven, que vivía en la casa familiar de los padres de la pequeña, obligaba a la menor a mantener relaciones sexuales. "Yo no quería, pero cuando me negaba me pegaba y me obligaba", ha confesado la víctima ante los psicólogos del Equipo de Atención a la Víctima (EATAV).

Tras la revelación de la niña el acusado ha reconocido las relaciones sexuales, algo de lo que está "arrepentido", pero ha negado que llegara a agredirla.

Después de escuchar su relato la Fiscalía ha solicitado para el joven 12 años de prisión, la prohibición de acercarse o comunicarse con la niña durante un periodo de 10 años superior a la pena impuesta, 5 años de libertad vigilada y una indemnización de 30.000 euros.

Por otro lado la defensa ha pedido que se le imponga una pena de cárcel de 7 años.

Violada por su padre hasta los 17

Otro caso macabro, por la juventud de la víctima, es el de Ana, que el pasado mes de noviembre contó a Antena 3 Noticias el calvario que ha tenido que vivir durante gran parte de su infancia y juventud. Con tan solo 3 años su padre intentó penetrarla, algo que la destrozó. Siendo ya una adolescente de 15 años y acompañada de una amiga, acudió a una comisaría para interponer una denuncia, pero nadie la creyó, ni la policía ni su propia familia.

"Me agredió sexual, física y psicológicamente. Lo hacía a puerta cerrada, a escondidas. Soy superviviente de una agresión sexual en la infancia", afirmó Ana.

Publicidad