Publicidad

Miguel Bosé

Miguel Bosé, en 'Lo de Évole': "He consumido casi dos gramos de cocaína diarios, más marihuana y éxtasis durante 20 años"

Miguel Bosé se ha sincerado con Jordi Évole a la hora de hablar de su pasado y su faceta negacionista del coronavirus que tantas críticas ha generado.

Miguel Bosé es entrevistado por Jordi Évole en un momento en el que ha estado en el ojo de las críticas después de manifestar sus postulados negacionistas de la pandemia del coronavirus.

El cantante habla de sus "años salvajes", en los que tuvo "sexo a lo bestia" y "drogas", según se pudo ver en el avance de la entrevista en el programa 'Lo de Évole' y especialmente se hablará sobre el impacto del coronavirus en las vidas de los españoles en los últimos años y la postura negacionista de Bosé.

Drogas, tabaco y sexo

Jordi Évole visita Ciudad de México para entrevistar a Miguel Bosé, donde vive y está grabando la Voz México. El cantante ha repasado sus peores años, donde consumió drogas, tabaco y práctico "sexo a lo bestia": "Durante un tiempo solo conocí la noche. Creía que drogándome era más creativo. Desde finales de los 80 hasta 2014 estuve muy enganchado a las drogas. Consumía casi dos gramos diarios de cocaína, más marihuana, éxtasis".

Bosé cuenta que dejó todo en un momento concreto: "Todo lo dejé al mismo tiempo subiendo a un escenario. A partir de ese momento no he vuelto a consumir nada. Las decisiones radicales vienen de dentro, lo djé por fuerza mental".

Problemas en la voz

Uno de los rasgos más personales de Miguel en los últimos años ha sido su voz, la cual perdió por un momento: "Mi voz va y viene. Cuando empiezo a tener problemas con mi familia pierdo la voz, durante un momento no tuve nada".

Debido a los problemas de voz y las restricciones del coronavirus no ha podido celebrar conciertos en el último año: "No puedo permitirme una gira, al final del año pasado estaré bien y como todos, he pasado problemas económicos, los artistas vivimos de los conciertos".

Relación de amor y odio con su padre

Como no podía faltar, el artista ha hablado de la relación que tuvo con su padre, la cuál tuvo momentos buenos y malos, pero que terminó cambiándole por completo: "Mi padre puso a España en el mapa, iba a Hollywood y ligaba con las actrices del momento, tenía un carácter muy parecido al mismo".

Miguel Bosé ha contado uno de los encontronazos más grandes que tuvo con su padre: "El peor encontronazo con mi padre fue cuando tuve que matar y destripar a un ciervo, después fui a insultarle y a pegarle puñetazos. Ahí mi padre se dio cuenta de que pasta estaba hecho".

Además, ha recalcado que Luis Miguel Dominguín, su padre, tenía una gran relación con Francisco Franco: "A Franco se le caía la baba con mi padre. Yo no llegué a conocerle porque era muy pequeño".

El Bosé más familiar no ha querido dejar de lado la dolorosa pérdida de su madre: "Mi madre fue feliz, amó a su marido, sus hijos y nietos le han hecho estar orgullosa. Ella falleció sedada pero no murió de coronavirus, se la sedó hasta la muerte".

Publicidad