Publicidad

Científicos precarios

Los investigadores se movilizan contra la Ley de la Ciencia que "no soluciona su precariedad"

Galicia es un ejemplo de la movilización de los investigadores contra la Ley de la Ciencia del gobierno. Aseguran que perpetúa su precariedad y no atiende sus demandas en plena pandemia del coronavirus.

Los investigadores españoles lo están dando todo como los de otros países del mundo pero la recompensa no es ni parecida. La precariedad sigue siendo tónica general incluso cuando la pandemia del coronavirus ha demostrado que son imprescindibles. De hecho la vacuna española está ya muy avanzada.

Sin ciencia no hay futuro

Galicia ha sido un ejemplo de estas movilizaciones de científicos. La plaza del Obradoiro de Santiago acogió la protesta del colectivo de investigadores gallegos contra el proyecto de reforma de la Ley de Ciencia, aprobado en el Consejo de Ministros el pasado 31 de marzo. Aseguran que no soluciona la precariedad laboral ni atiende sus demandas.

Convocada por la plataforma 'InvestiGal', decenas de investigadores gallegos se concentraron ayer en la Plaza del Obradoiro de Santiago para visibilizar su rechazo al proyecto de reforma de la Ley de Ciencia aprobado por el Gobierno central. Esta movilización se enmarca en la campaña de protestas organizadas en n todo el Estado a través de la 'Coordinadora Marea Roja de Investigación'.

"Sin ciencia no hay futuro, investigación digna ya", "dónde está, que no se ve, el 2% del PIB" o "esta ley así no" son algunos de los mensajes centrales del colectivo. Los participantes recuerdan que el proyecto de reforma al que se ha dado luz verde no tiene en cuenta las demandas históricas del colectivo investigador ni soluciona la situación de precariedad laboral que padecen desde hace años.

Califican de "maquillaje" la Ley de la Ciencia

El portavoz de la plataforma, Hugo López, ha calificado la norma de "maquillaje". Entiende que "no va a cambiar lo fundamental" y deja fuera a muchos colectivos", como es el caso de investigadores hospitalarios o personal técnico de investigación, figuras que quedarían al margen en el caso de que la norma se aprueba definitivamente.

En detalle, la 'Coordinadora Marea Roja de Investigación' señala que la reforma “pretende la sustitución del sistema actual, que ya define una carrera ordenada, por otro con menos derechos, más precariedad y sin compromiso de aumento de inversión para aumentar el número de plazas que se convocan anualmente".

En un comunicado, la Coordinadora critica que se plantee la introducción de un nuevo programa ('Tenure Track') junto con la extinción de la figura de Científico Titular de Organismos Públicos de Investigación (OPIs). A partir de ahí, serán sustituidos puestos de funcionarios por plazas de personal fijo laboral "con mucha menos independencia y una importante reducción de derechos", entre ellos los relativos a complementos de antigüedad

Publicidad