Juicio Alvia

Inspector de Adif compara el comportamiento del maquinista del Alvia con circular "con los ojos tapados" en un coche

Estas declaraciones han tenido lugar en la décima jornada del juicio por el accidente del tren Alvia en el que murieron 80 personas.

El inspector del área de seguridad en la circulación de la zona noroeste, Carlos Ayuso

El inspector del área de seguridad en la circulación de la zona noroeste, Carlos Ayuso EFE

Publicidad

En la décima jornada del juicio por el accidente del tren Alvia que causó la muerte a 80 personas y dejó a otras 145 heridas, inspectores de seguridad en la circulación de Adif consideran que la línea entre Ourense y Santiago, en la que se produjo el siniestro "tenía una conducción bastante cómoda" y "tranquila". Así lo ha manifestado el inspector Carlos Ayuso, que declaró en calidad de testigo a propuesta de la abogada del Estado, que representa a Adif, cuyo ex director de seguridad en la circulación es uno de los acusados, junto al maquinista, por imprudencia profesional grave.

Carlos Ayuso, inspector en la gerencia noroeste de Adif desde finales de el año 2004, critica el comportamiento del maquinista al compararlo con coger el coche y circular "con los ojos tapados". En su opinión, es "inimaginable" lo que le ocurrió al maquinista del tren, que frenó tarde y tomó la curva con un exceso de velocidad al atender una llamada del interventor al teléfono corporativo. En concreto, dice que "es como si salgo con el coche por la autopista y me tapo los ojos y voy circulando más de kilómetro y medio con los ojos tapados".

Tras su comparecencia, la defensa del maquinista le ha avisado de que la conducción de un tren no es como la de un coche, de manera que ha preguntado por el uso del teléfono corporativo, a lo que ha destacado que no permite "que use ese medio salvo un caso de urgencia extrema".

Este inspector ha señalado que entre sus funciones no se encuentra la de "entrar a valorar el factor humano", pero si ha reconocido que además del estado de la línea, los inspectores se dedican a vigilar "que el profesional en la conducción cumpla la normativa en vigor para poder circular en condiciones de seguridad".

Publicidad