LA PEQUEÑA MARINA SIGUE RECUPERÁNDOSE EN CASA

"Sin gente como tú nos vamos a la mierda", las palabras de agradecimiento de un padre a los médicos españoles por salvar la vida de su bebé

"Los magos hicieron su mejor truco. El público se puso en pie". Así explicará dentro de unos años @Lizaralde a su hija Marina cómo gracias a los profesionales de la sanidad española ella pudo salvar su vida. La pequeña nació con una cardiopatía genética que le provocó pasar por quirófano en dos ocasiones, la primera con cuatro días.

Los pies de Marina durante su hospitalización

Publicidad

LA PEQUEÑA MARINA SIGUE RECUPERÁNDOSE EN CASA

"Sin gente como tú nos vamos a la mierda", las palabras de agradecimiento de un padre a los médicos españoles por salvar la vida de su bebé

"Los magos hicieron su mejor truco. El público se puso en pie". Así explicará dentro de unos años @Lizaralde a su hija Marina cómo gracias a los profesionales de la sanidad española ella pudo salvar su vida. La pequeña nació con una cardiopatía genética que le provocó pasar por quirófano en dos ocasiones, la primera con cuatro días.

No todos los cuentos comienzan con un érase una vez ni tampoco todos se desarrollan en un país encantado. El cuento que vamos a narrar en estas líneas es la historia de Marina, una princesa de cuatro meses que desde el primer día de su vida ha luchado contra feroces dragones y gracias a unos "magos" ha logrado superar cada una de las batallas.

@Lizaralde es el padre de Marina y él es el narrador de este relato que se ha desarrollado en "el último lugar en el que te gustaría estar, pero el primero si lo necesitas", hablamos de diferentes hospitales, "un micro planeta maravilloso" lleno de "magos".

Cuando Marina nació, sus padres derrochaban alegría ajenos a todo lo que se les venía encima. Ya preparados para abandonar el Hospital Clínico San Carlos de Madrid con su pequeña recién nacida, un médico observó algo raro y decidió hacer una prueba más.

"Eso lo convirtió en la primera persona que le salvó la vida" a Marina. En esta prueba se vio que la pequeña sufría una cardiopatía congénita. "Su problema se llama estenosis pulmonar severa. Consiste en un mal funcionamiento de la válvula pulmonar. Eso hace que la sangre no puede llegar al pulmón correctamente para oxigenarse".

Su padre recuerda con angustia que "de habernos ido a casa a las pocas horas seguramente el corazón no hubiera podido repartir la sangre oxigenada por el cuerpo".

Desde el San Carlos la familia fue trasladada al Hospital La Paz. Con tan solo cuatro días Marina entró al quirófano, lo hizo hasta en dos ocasiones. El proceso en palabras de su padre es "abrir el pecho, parar el corazón, hacer magia y volver a cerrar".

Durante este tiempo, "los magos hicieron su mejor truco. El público se puso en pie". Y es que estos magos de los que habla @Lizaralde "son capaces de tratar a los recién nacidos y a los padres al mismo tiempo".

Después de dos meses y medio en el hospital tanto Marina como sus padres descansan ya en casa. La pequeña se recupera poco a poco. "Le tenemos que dar 7 medicaciones distintas cada día y por ahora se alimenta por sonda. Pero está con nosotros".

Con esta historia llena de amor que @Lizaralde ha publicado en Twitter este padre ha querido agradecer y mostrar su orgullo por los profesionales de la sanidad española. También hace una crítica para llamar la atención sobre las circunstancias en las que estas personas están trabajando.

"Los trabajadores son lo mejor, pero muchas veces tienen que doblar turnos en exceso y dar más horas y esfuerzo del que deberían. Y ahí es donde ellos se muestran por encima del propio sistema y deciden que si deben dar más lo dan. Pero parece que a ningún político le preocupa en exceso las condiciones de los trabajadores sanitarios más allá de lo necesario para ganar unos votos en las elecciones".

Además, este padre ha lanzado su mensaje de ánimo a las familias que estén pasando ahora por lo mismo y sobre todo unas palabras de aliento para esos profesionales que llevan años trabajando en esta situación: "Si llevas mucho y estás un poco cansado recupera la energía vuelve a darte cuenta de que lo que haces es la hostia. Sin gente como tú nos vamos a la mierda".

Publicidad