23

Publicidad

Galicia

El vídeo viral de un abuelo gallego de 91 años que usa Twitter, Whatsapp y Youtube para tener wifi en su residencia de Caranza en Ferrol

Tito tiene 91 años y "quiere seguir aprendiendo, interactuando y evolucionando". Así lo explica en un vídeo que se ha hecho viral en el que cuenta que en su residencia de Ferrol, en La Coruña "necesitan tener wifi: ¿nos ayudarás a conseguirlo?" pregunta y la respuesta es la movilización de muchas personas en internet.

El vídeo de Tito ha sido un éxito. Quería wifi en su residencia y su petición se ha hecho viral gracias a las redes sociales y, lo más importante, ha surtido efecto. Tito ya tiene wifi en la residencia de mayores en la que vive junto a su mujer Lela, en Ferrol, en La Coruña.

Tiene Twitter, y es usuario de Whatsapp y Youtube

Hace ya años que se abrió una cuenta en Twitter, maneja Whatsapp como cualquier adolescente, y Youtube no tiene secretos para él. Tito tiene 91 años, y aunque las nuevas tecnologías son un misterio para la mayoría de los de su generación, para él son parte fundamental de su vida.

Su mujer Lela, no se queda atrás. Ella tiene 87 años y un teléfono que lleva tiempo siendo su mejor libro de cocina. Entraba en Internet para buscar recetas, hablar con su familia y, sobre todo, para seguir el canal de Youtube de su nieta Sara. Ella ha sido el altavoz en la lucha por el wifi de sus abuelos, y es que será cosa de los genes, pero Sara Noguerol es una conocida ‘influencer’ gallega.

"Llegó a la residencia y se dio cuenta de que los datos no le llegaban a nada, necesitaba wifi. Entonces decidió grabarse a sí mismo pidiendo educadamente que se lo pusieran". Tito envió el vídeo por whatsapp al grupo de la familia y Sara no lo dudó. "Subí el vídeo a mi cuenta porque es mi abuelo y quise compartirlo, pero no me imaginaba ni de lejos la repercusión que iba a tener".

El problema está resuelto

Al día siguiente de la petición de Tito, la Xunta de Galicia se puso en contacto con ella para explicarle que la residencia ya tenía wifi y que además hace un par de meses se había realizado una mejora en la línea por lo que tenía que haber algún problema para que su abuelo no pudiera disfrutar de él.

"Lo comentamos con la residencia y nos dimos cuenta de que se trataba de un problema de comunicación, por ellos no lo sabían pero efectivamente así era". Un problema que tiene fácil explicación, nadie más lo había solicitado antes.

"Mi abuelo ya lo tiene y a mi abuela se lo están poniendo en estos momentos así que ya están los dos encantados". Tito, Lela, y toda la familia, que ahora pueden estar de nuevo conectados y seguir con sus habituales videollamadas.

Publicidad