Abuso sexual

Detenido por abusar de 10 mujeres con las que contactaba a través de páginas web de empleo

El hombre ha quedado en libertad con cargos mientras la Policía Nacional continúa las investigaciones para localizar a otras posibles víctimas.

Coche de la Policía Nacional

Coche de la Policía Nacional Antena 3 Noticias

Publicidad

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 49 años en Valladolid como presunto autor de un delito de abuso sexual sobre, al menos, diez mujeres a las que sometía a tocamientos en pechos y genitales alegando ser estudiante de fisioterapia. El hombre contactaba con ellas a través de páginas web, en las que las chicas, todas jóvenes y mayores de edad, se anunciaban como demandantes de empleo, en la mayoría de casos como cuidadora de niños.

El arrestado les ofrecía trabajo como cuidadoras de su madre, de avanzada edad, y les solicitaba permiso para practicar técnicas manuales de fisioterapia. Durante la realización de los masajes, sometía a las mujeres a tocamientos sin su autorización e, incluso, intentaba mantener relaciones sexuales con algunas de ellas. El hombre, que cuenta con cuatro antecedentes penales por diversos delitos, fue detenido el pasado martes.

La Brigada de la Policía Judicial de Valladolid ha identificado a diez mujeres que han sido víctimas de abuso sexual por el detenido, todas ellas mayores de edad y residentes en las provincias de Valladolid y Palencia. La Policía Nacional continúa las investigaciones para localizar a otras posibles víctimas. El hombre fue detenido por agentes de la Comisaría Provincial de Valladolid y fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia que decretó su libertad con cargos.

Detenido por agresión sexual a una menor de 13 años

Hace un mes, un hombre fue detenido como presunto autor de un delito de agresión sexual a una menor de 13 años. La niña, que culpó a un indigente de nacionalidad búlgara, reconoció tres días después que se inventó el delito sexual porque "llegaba tarde a casa" y tenía miedo a las reprimendas de sus padres.

Los agentes arrestaron al presunto autor, un hombre de 38 años, y revisaron las cámaras de seguridad de la zona, que no reflejaron lo que había manifestado la niña. La menor terminó confesando que se había inventado el suceso después de que la Policía le asegurara que las grabaciones de las cámaras no reflejaban ningún indicio de agresión sexual. En ese momento, la niña se puso a llorar y confesó que aquel hombre no le había hecho nada y que había fingido la violación porque volvía una hora más tarde a casa y no quería que sus padres se enfadaran con ella.

Publicidad