45.013167

Publicidad

Coronavirus

Cataluña estudia una desescalada en las restricciones por el coronavirus a partir de la próxima semana

Las protestas de los hosteleros y otros sectores afectados directamente por la restricción de actividad pueden tener respuesta en unos días en Cataluña. Ha bajado el ritmo de contagios y la Generalitat estudia una recuperación gradual de la actividad.

La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha subrayado que Cataluña va "por el buen camino" porque se ha superado "el pico de la curva epidemiológica", aunque no se ha doblegado en el ámbito asistencial, ya que las UCI siguen estando llenas, con lo que la recuperación de la actividad se hará con "prudencia". Vergés ha comparecido en rueda de prensa telemática junto con el conseller del Interior, Miquel Sàmper, y el coordinador de la unidad de seguimiento de la COVID-19 en Cataluña, Jacobo Mendioroz.

Conseguidos dos de tres objetivos

En Cataluña ha bajado la velocidad de propagación del virus (Rt) a 0,78 y han disminuido hasta 1.100 los nuevos contagios notificados en un día, aunque no se alivia la situación hospitalaria, con 587 ingresados en la UCI y 52 nuevas muertes por COVID. El Govern se fijó como objetivos para ir recuperando la normalidad una Rt por debajo de 1, menos de mil contagios diarios y 300 camas de UCI ocupadas por COVID; el primero se ha logrado, el segundo casi pero el tercero aún no (578). En este contexto, la consellera se ha reafirmado en el compromiso del Govern de una recuperación gradual de la actividad el próximo lunes 23, en un momento en el que siguen cerrados, entre otros, bares, restaurantes, gimnasios, teatros, grandes superficies comerciales y campus universitarios. Eso sí, ha subrayado que todo este plan se hará con "prudencia", conscientes de que las UCI están llenas y lo seguirán estando la próxima semana, según las estimaciones del Departamento de Salud.

Así se prevé la recuperación de la actividad

Así que, conscientes de que estos pasos siempre "comportan asumir riesgos", la consellera ha asegurado que estarán vigilantes "cada día" sobre cómo va evolucionando la pandemia. Vergés ha desvelado que el plan de recuperación de la actividad que se ultimará esta semanacontendrá "como mínimo tres o cuatro tramos" de una periodicidad de 15 días, aunque no ha ofrecido más detalles del alcance de cada uno de ellos, a la espera de que se comente con los sectores afectados.

Pruebas en farmacias

En paralelo, el Govern trabaja ya con las farmacias para que estas puedan hacer también test de antígenos, con el fin de contener la epidemia. "Estamos en el bueno camino, en la buena tendencia que necesitamos consolidar esta semana", ha remarcado Vergés. Si bien se ha logrado bajar los contagios y se ha superado "el pico de la curva epidemiológica", en la vertiente asistencial "no se puede decir lo mismo", pues estamos "en el pico y no hemos logrado doblegarla", ha puntualizado la consellera. Así que en la desescalada "es necesaria mucha prudencia, hay que ir poco a poco": "No podemos correr ahora que estamos en el buen camino; el sistema sanitario saldría muy perjudicado si no hacemos bien la reapertura", ha subrayado en alusión a la actual presión asistencial. Vergés ha justificado en todo caso que se pueda realizar la recuperación de actividades con las UCI aún llenas porque Cataluña está "en el camino correcto" y ha garantizado que en toda la aplicación del plan de desescalada se "velará día a día" para que no cambie esa tendencia. Mendioroz ha asegurado que en 10 días no se llegará a los 300 ingresados a la UCI, porque estas se vacían "muy poco a poco", pero ha dicho que, si se mantiene la Rt por debajo de 1, disminuirán los contagios y los ingresos. El Govern prevé continuar con la política de test de sospechosos o contactos de contagiados para contener la epidemia y está trabajando con las farmacias para que puedan ser un punto más de pruebas de antígenos.

Publicidad