Publicidad

Coronavirus

Antonio Antela, coordinador en el hospital de Santiago: "La cuarta ola de coronavirus es inevitable"

El coordinador de la unidad de enfermedades infecciosas del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, Antonio Antela, asume que España atravesará una cuarta ola de coronavirus y advierte que su dureza dependerá de la relajación de las restricciones y el comportamiento de cada persona.

Antonio Antela, coordinador de la unidad de enfermedades infecciosas del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, responde en directo a las preguntas de Matías Prats sobre el coronavirus y las vacunas en Antena 3 Noticias Fin de Semana.

¿Cree que la vacunación con AstraZeneca debería haberse reanudado de inmediato?

Habríamos ganado tiempo, pero en todo caso lo más importante es ganar la confianza de la población. Estos días de retraso no van a ser tan importantes en el global de la vacunación a lo largo de los próximos meses si la población cree que hemos avanzado en la confianza en esta vacuna.

¿No le da envidia el ritmo de vacunación de los británicos mientras nosotros esperamos?

Hubiéramos avanzado, pero en el global de un país en un año eso es recuperable. Lo que no es recuperable es la pérdida de confianza y es importante que haya habido este análisis por parte de la Agencia Europea del Medicamento, que asegure que esta vacuna es segura y la población vuelva a vacunarse de forma confianza.

¿Podría llegar una cuarta ola?

La cuarta ola de coronavirus es inevitable. Es así, siempre que hay una reducción de las restricciones y aumenta la movilidad, somos nosotros los que movemos el virus. La cuestión está en equilibrar lo que es la movilidad necesaria en algunos periodos con manejar la epidemia. Es evidente que la cuarta ola va a venir, lo importante es que esta no sea tan intensa la tercera.

¿Cómo se explica que un turista alemán pueda llegar a Baleares y entre comunidades estén prohibidos los desplazamientos?

Desde el punto de vista epidemiológico es difícil de explicar porque, evidentemente, estamos recibiendo a personas que vienen de zonas que tienen una incidencia acumulada mayor que la que tenemos aquí. Desde el punto de vista sociológico es fácil explicarlo porque somos un país que dependemos del turismo. Habrá que ver si este es el modelo de país que queremos para el futuro, pero no soy yo quien va a decir eso.

¿Puede lanzar una recomendación a los jóvenes?

Me gustaría decirles que espero que no se infecten y, si se infectan, espero que no lo hagan de forma grave ni ellos ni su familia. Sobre todo, porque eso significará que no van a sobrepasar las posibilidades que tenemos en la sanidad pública. Tienen que tener en cuenta que este país está sobreviviendo gracias a que muchos estamos trabajando y atendiendo a las personas que se infectan y que todos debemos colaborar para que haya el menor número de afectados posibles.

Publicidad