La OMS recomienda que usar las mascarillas junto con otras medidas más eficientes como la distancia social

Publicidad

Coronavirus

Utilizar mascarilla o no... esa es la cuestión ante el coronavirus

La pandemia de coronavirus, por su novedad y virulencia, está dando lugar a múltiples discusiones sobre cómo afrontarla. Una de las de más alcance es si utilizar mascarilla o no en la vida normal. Estas son las posiciones.

A medida que se expande la pandemia de coronavirus y se habla de contagios en personas asintomáticas, o de rebrotes de la epidemia, se reabre el debate sobre la utilidad de las mascarillas, con opiniones encontradas, incluso entre los expertos. No digamos si se entras en la distinción entre un tipo u otro de mascarillas. ¿Quién debe utilizarlas? ¿En qué situaciones? ¿Qué tipo de mascarillas? Veamos como está la discusión.

Lo que dice la Organización Mundial de la Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) siempre ha dicho: "Si está usted sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el 2019-nCoV". Es decir, no es necesario salir a la calle con mascarilla para pasear al perro, ir a la farmacia o a comprar el pan, si se está sano.

Se debería llevar mascarilla si se está contagiado o si se tiene tos o estornudos. Además se requieren algunas otras acciones de profilaxis: lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón, por ejemplo.

Lo que dice Sanidad

En España, el Ministerio de Sanidad, está en la linea de la OMS, no recomienda el uso generalizado de las mascarillas. Estas solo deben usarse por parte del personal que está en contacto directo con personas contagiadas o por parte de aquellas personas que tienen síntomas y están aisladas o las que se encuentran en el hospital ingresadas.

La experiencia de China

En el país donde surgió la pandemia fabrican todo tipo de material ya con vistas a la exportación. También mascarillas. Sus autoridades no siguen a la OMS y recomiendan a toda la población el uso de mascarillas, tengan o no síntomas. Ahora están buscando a las personas asintomáticas, que pueden volver a extender la enfermedad, y nada mejor que protegerse. Los expertos allí, como George Gao, afirman: "El gran error en Estados Unidos y Europa, en mi opinión, es que las personas no usan mascarillas. Este virus se transmite por gotitas y contacto cercano. Las gotas juegan un papel muy importante: tienes que usar una mascarilla, porque cuando hablas, siempre salen gotas de tu boca. Muchas personas tienen infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si usan máscaras faciales, puede evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros".

De todas formas, en los países asiáticos era habitual el uso de mascarillas debido a los altos niveles de contaminación y por otras crisis anteriores.

Estados Unidos

En el país norteamericano el uso de mascarillas ha seguido también las directrices de la OMS. Hasta ahora. Según las últimas declaraciones de Robert Redfield, director del Centro de Prevención y Enfermedades, las autoridades sanitarias se estarían planteando la posibilidad de que toda la población tuviera que llevar mascarilla. Se basarían en los casos de personas asintomáticas o pre-sintomáticas, que también tienen capacidad de contagiar a personas de su alrededor aunque ellos no lo sepan.

El problema, en este caso, se produciría cuando Estados Unidos acaparara toda la producción de mascarillas el mercado chino. Con una población de casi 400 millones de personas, debería comprar miles de millones de mascarillas para proteger a su población, dejando al resto de países sin capacidad de suministrarse. Además, podría, por su poder económico, comprar este producto a un mayor precio que otros competidores, alterando así el mercado y poniendo vidas en juego.

Los expertos

Jose Antonio López Guerrero es profesor titular de microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid y director del Departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Para él sigue siendo válido el consejo de la OMS, pero "el problema es que si es cierto estudio del Imperial College que dice que 7 millones de españoles podríamos estar infectados sin saberlo, el virus estaría circulando libremente entre personas asintomáticas y cualquier persona con la que nos podemos cruzar por la calle, el supermercado o un transporte público, es susceptible de ser infecto-contagiosa, por lo que considero que si estamos en casa confinados sin síntomas y tenemos que bajar a la calle no veo mal bajar con mascarilla, porque no sabemos si somos contagiosos u otra persona lo es", nos explica. Esto se soluciona con la distancia recomendada, pro no siempre se respeta.

Publicidad