Embarazo

La investigadora Silvia Díaz-Cruz avisa: "Durante el embarazo hay que tener cuidado con los productos de higiene personal"

Es la primera vez que se detectan en la sangre del cordón umbilical restos de 11 compuestos químicos presentes en productos de cuidado personal que contienen factor de protección ultravioleta. Se constata que atraviesan la barrera placentaria y hay una transferencia materno-filial.

Publicidad

EI Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) inició el estudio de los cordones umbilicales de 69 recién nacidos. El objetivo del equipo de investigadores, liderado por la científica Silvia Díaz-Cruz, era comprobar si existía, durante el embarazo, la transferencia de algunos contaminantes de la madre al feto y que pueden afectar después al sistema hormonal. Los resultados preliminares dieron una respuesta afirmativa.

Es la primera vez que se hallan en la sangre del cordón umbilical restos de 11 compuestos químicos que suelen estar presentes en productos de cuidado personal que llevan filtro protector ultravioleta. "Están en infinidad de productos de uso diario. Todos aquellos que llevan factor de protección solar llevan algún tipo de estos compuestos, no solo en cremas solares, también en cosméticos, en 'after shave', productos de cuidado capilar o lacas", constata Díaz Cruz.

Para los expertos, tras el análisis, los compuestos químicos más llamativos -que suelen absorberse a través de la dermis- han sido tres: la benzofenona 3 (conocida en algunos países como Oxibenzona), la avobenzona y la benzofenona 2.

Efectos negativos en nuestro cuerpo

La investigadora ha explicado a Antena 3 Noticias que se trata de disruptores endocrinos, lo que significa que se parecen mucho a las hormonas de nuestro cuerpo: lo engañan y bloquean algunas funciones que tiene nuestro organismo. "Tienen una estructura química muy similar a las hormonas del cuerpo humano, de forma que la función que tienen que hacer nuestras hormonas queda interrumpida porque hay una sustancia que parece que es, pero en realidad no es. En el fondo engañan al sistema hormonal".

Silvia Díaz-Cruz alerta que su presencia en el cuerpo puede tener efectos negativos y que durante el embarazo hay que tener un especial cuidado con los productos que se utilizan en el cuidado e higiene personal. Por ejemplo, la Benzofenona 3 o Oxibenzona, prohibida en algunos países como Islas Vírgenes, Islas Palau o Hawái, podría afectar al embarazo: " Puede suceder que no llegue a término, que se produzca un parto prematuro o que se desarrolle preeclampsia". Explica que también se ha detectado que puede afectar al crecimiento del feto: "En el caso de las niñas puede hacer que el feto sea de un tamaño menor al esperado y en el caso de los niños, suceda lo contrario, más grande".

En el caso de la benzofenona 2 (hallada también en productos de cuidado personal y en contenedores de plástico de alimentos), podría tener consecuencias en el desarrollo de la pubertad: o bien retrasarla o bien adelantarla. Además, se ha relacionado con una enfermedad congénita relacionada con el intestino: "Es la falta de células en los músculos del intestino, que son los que favorecen el movimiento en el tránsito intestinal. Al no haber ese movimiento se puede generar una obstrucción del intestino". Y la facultativa explica que "en el caso de la Avobenzona todavía no hay muchos estudios sobre este compuesto, pero en algunos que se han hecho con anterioridad, se ha podido observar que podría estar relacionado con la obesidad infantil" .

Contaminantes que se transmiten a través de la placenta

En cualquier caso, son resultados preliminares y constatan que hay que seguir estudiando, por eso la experta hace una reflexión: "Lo que no existe son niveles medioambientales aceptables ni de exposición en humanos porque apenas hay estudios. Ahora es cuando empieza a haber herramientas para poder analizarlo, pero es algo muy complejo. Conviene transmitir que estos contaminantes se pueden transferir a través de la placenta y, por lo tanto, tener especial cuidado con ellos".

Publicidad

Un hombre protegido con una mascarilla llega al hospital La Paz de Madrid

Los contagios de Covid aumentan y las hospitalizaciones son mayores que hace tres años

Los contagios por COVID-19 aumentan. Son 7 semanas consecutivas al alza, con una tasa de incidencia de 107,7 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos del último informe Sistema de Vigilancia de Infección Respiratoria Aguda del Instituto de Salud Carlos III. También aumenta la tasa de hospitalización casi un punto.

De los años del bikini y las suecas a la época de la fotoprotección

Cáncer de Piel: De los años del bikini y 'las suecas' a la época de la fotoprotección con las cremas solares

Proteger la piel de pequeños es prevenir el cáncer de mayores. El riesgo de cáncer de piel se puede reducir si nos protegemos del sol especialmente en nuestros primeros 30 años de vida.