Coronavirus: ¿Cuál es la temperatura corporal correcta para saber si tenemos fiebre?

Publicidad

Coronavirus

Coronavirus: ¿Cuál es la temperatura corporal correcta para saber si tenemos fiebre?

La pandemia de coronavirus que ha obligado a los españoles a confinarse en sus casas ha levantado dudas e incertidumbre a partes iguales. La fiebre es uno de los primeros síntomas del COVID-19 por lo que el termómetro se ha convertido en una herramienta indispensable estos días.

El auge de contagios e ingresos en los hospitales a causa del coronavirus tiene en sobre aviso a España y gran parte del mundo. Uno de sus síntomas más evidente y prematuros del coronavirus, la fiebre, ha derivado en un aumento exponencial en la toma de temperatura de forma regular.

También se ha extremado la vigilancia de otros delatores de la presencia del coronavirus como la tos seca, dificultad para respirar y cansancio general. Sin embargo, la fiebre sigue siendo el síntoma de posible contagio más evidente y por consiguiente el que más dudas ha cosechado.

Tal y como aseguran los médicos, la temperatura corporal ha ido bajando de forma histórica debido a los avances sanitarios. También es importante reseñar que esta varía según cada persona y su complexión e incluso por la hora del día en la que nos la tomamos. Teniendo esto en cuenta, podemos definir que el baremo de una temperatura corporal normal oscila entre los 37,5º, mientras que la más baja entre los 36,5º.

Existen muchos estudios que ya han tratado de establecer una temperatura media en el ser humano. Carl Reinhold August Wunderlich, padre de la termometría clínica, estableció en 1851 que la normal se considera 37º. En ensayos realizados en 2017 en 35.488 pacientes se marcó la media en 36,6º, tal y como publicaron en la 'British Medical Journal'.

Ese mismo año la Universidad de Medicina de Stanford apostilló que la temperatura corporal es un valor decreciente, lo que se traduce en una bajada de 0,03º por década. En las causas de este fenómeno los expertos coinciden, los factores determinantes de esta bajado son el aumento de la esperanza de vida y la mejora en los sistemas de salud.

Así mismo, si aumentamos una décima y empezamos a sentir malestar podríamos estar padeciendo febrícula o fiebre, siempre y cuando estemos rondando los 38º. Por otro lado, si la dolencia aumenta y rondamos los 39º o 40º, ya se la denomina hipertemia, un escenario mucho más complejo que el anterior, puesto que puede causar estrés celular e incluso infartos cardíacos. En cualquiera de los casos, para confirmar la posibilidad de padecer coronavirus, gripe, algergia u otras afecciones, tendrás que tener en cuenta el resto de síntomas.

Publicidad