Una mujer de 65 años fue multada en Oklahoma por conducir con un piloto trasero del vehículo en mal estado. La multa oscilaba los 80 dólares y la mujer se negó a pagarla, tal y como se puede ver en las imágenes.

Tras la renuncia a cumplir con la normativa que el agente le impone, éste vuelve a su vehículo y a continuación va donde está la mujer, la saca del vehículo a la fuerza y la arrastra por el suelo. La mujer opone resistencia y es entonces cuando el policía saca la pistola táser y comienza a disparar a la mujer.