Matteo Salvini ha obligado a su escolta a que echara a un vendedor de mecheros. Ha sucedido en Teramo.

Lo ha contado el economista Giuseppe Quaresima en su cuenta de Twitter.

 

No es la primera vez que los actos de Salvini son el centro de la polémica. Salvini llegó a calificar a los inmigrantes como esclavos . Fue durante una sesión en Viena cuando dijo: "No necesitamos tener nuevos esclavos para sustituir a los hijos que no tenemos". La respuesta le llegó por parte de un ministro de Luxemburgo.

Recientemente el Parlamento italiano ha aprobado su ley de inmigración en la que los permisos de residencia por motivos humanitarios serán suspendidos. Con ello se acaba el acceso al mundo laboral y a la seguridad social a los refugiados.