Joe Biden en el despacho presidencial de la Casa Blanca

Publicidad

Estados Unidos

Un niño cubano de 5 años pide ayuda a Joe Biden: "Tengo un gran dolor en mi corazón porque mi papá está preso"

El vídeo de un niño explicando a Joe Biden y a Kamala Harris que su padre está preso en Estados Unidos, por entrar sin papeles en el país, se ha hecho viral. "Antes pensaba que mi papá estaba trabajando para comprarme juguetes, pero ya soy grande y sé que mi papá está preso por buscarle una vida mejor a mis hermanos, a mí, a mi mamá y a mi papá"

"Hola, con todo mi respeto y admiración, por Biden y Kamala, ella me parece muy bella y simpática. Tengo un gran dolor en mi corazón, porque mi papá está encerrado hace dos años en un lugar llamado Estados Unidos", así comienza el mensaje que Harrison Hernández, un niño cubano de 5 años le ha enviado al nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris explicando que su padre ha sido detenido por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) .

"Antes pensaba que mi papá estaba trabajando para comprarme juguetes, pero ya soy grande y sé que mi papá está preso (...) por buscarle una vida mejor a mis hermanos, a mí, a mi mamá y a mi papá", cuenta Harrison en los 59 segundos de vídeo. "Sé que por algo ustedes están ahí", se dirige Hernández a Biden y a Harris.

El vídeo se ha hecho rápidamente viral teniendo más de 13.900 reproducciones. Fue el dúo cómico Los Pichy Boys quien lo compartió en su perfil de Facebook, sin embargo ya no está disponible en su perfil. Al presentarlo en redes los cómicos cubanos comentaron: "La única diferencia entre este padre cubano y yo, es que cuando yo crucé la frontera, Obama todavía no había quitado La Ley de Pies secos (/pies mojados).¿Ahora todos automáticamente somos "Crimimales" y merecemos cárcel?" y añaden: "Nosotros queremos que el niño reciba los juguetes que Papá no les puede mandar por estar preso."

En 1994 Estados Unidos estableció la hoy extinta política de "pies secos/pies mojados" en virtud de la cual todo cubano que llegaba a territorio estadounidense podía quedarse legalmente en el país, mientras que los hallados en el mar eran devueltos a la isla. Sin embargo el 12 de enero de 2017 Barack Obama les retiró los beneficios migratorios al cancelar por orden ejecutiva esta política. Desde ese entonces, los cubanos que ingresan de forma ilegal a Estados Unidos carecen del permiso temporal de residencia y, en caso de pedir un asilo político, lo tendrán que solicitar en igualdad de condiciones que el resto de inmigrantes.

Publicidad