49

Publicidad

Estados Unidos

La llamada de Joe Biden a una mujer desempleada de California que le escribió una carta: "Hi, Mr. President"

El presidente de Estados Unidos ha mantenido una conversación telefónica con una mujer que perdió su empleo durante la pandemia y que escribió a la Casa Blanca para contar su situación.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha llamado a una ciudadana de California que perdió su empleo durante la pandemia de coronavirus. No es algo nuevo, este tipo de llamadas son una tradición en el país y además forma parte del proceso de cercanía que quiere implantar en la Casa Blanca rompiendo con su antecesor Donald Trump.

En el vídeo difundido a través de las redes sociales de la Casa Blanca y que dura dos minutos y medio, Michelle, una madre de familia californiana que ha perdido su empleo, cuenta a Biden su situación.

Debido a la pandemia de coronavirus numerosas empresas de Estados Unidos se han visto obligadas a cerrar. Una de ellas era la de Michelle, que trabajaba en una 'start-up' que tuvo que reorganizar la plantilla. Era la primera vez que Michelle se veía en esta situación y después de ver a través de grupos de Facebook que había mucha gente como ella decidió escribir una carta al presidente. Y la respuesta llegó en forma de llamada.

"Me despidieron en julio y está siendo un momento difícil mientras intento encontrar trabajo", dijo esta californiana. Biden mostró su comprensión con su situación y le explicó que no se puede mantener todo abierto sin antes superar la pandemia. Momento en el que aprovechó para contar a esta ciudadana los planes de su Gobierno para luchar contra el coronavirus y reactivar la economía.

También recordó a su padre y compartió con Michelle algunas de sus reflexiones: "Un empleo es mucho más que un salario. Es una cuestión de dignidad, de respeto, de lugar en la sociedad". Michelle se mostró agradecida con las palabras del presidente y dijo estar alegre por saber que el Gobierno se está ocupando para mejorar su situación.

Una tradición en Estados Unidos

Que el presidente de Estados Unidos llame a un ciudadano para conocer su opinión o sus problemas no es extraño en Estados Unidos. Se trata de una tradición que inició el presidente Franklin Delano Roosevelt que llegó a la presidencia del país en el año 1932 en un contexto marcado por la Gran Depresión. Además de las medidas del New Deal para el impulso económico, Roosevelt inició un modelo de comunicación para dirigirse directamente a los ciudadanos. En sus "charlas junto a la chimenea" se dirigía al pueblo estadounidense de una manera más informal argumentando sus políticas.

Desde este momento, todos los presidentes norteamericanos han seguido esta tradición que ha evolucionado al mismo tiempo que la tecnología y adaptándose ahora a las redes sociales.

Biden quiere de esta manera continuar con esta comunicación cercana a los ciudadanos estadounidenses. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que esta tradición "estuvo a punto de desaparecer con Donald Trump". El republicano, de forma esporádica, grababa y publicaba los vídeos a través de Facebook.

Publicidad