DOS IMPACTOS DE BALA

Muere una joven tiroteada por un policía que podría haber incurrido en un delito de abuso de autoridad

Un joven de 17 años ha muerto en California tras recibir dos tiros de un policía, que alegó que la víctima tenía una pistola, que posteriormente se demostró que era de juguete.

Publicidad

Muere en un hospital de California una joven de 17 años, que habría sido víctima de un caso de abuso policial. Y es que, la causa de la muerte han sido dos disparos de un agente de policía. El primero le dio en el pecho y el segundo, que tuvo lugar cuando la adolescente ya estaba en el suelo, le impactó en la pierna.

Todo sucedió cuando el policía dio el alto a la víctima en la carretera. Una vez la victima bajó del coche, vio cómo el policía le apuntaba con la pistola. Posteriormente le propino el primer disparo. Y es que, según el agente la joven, que mostró una actitud agresiva debido a que se encontraba bajó tratamiento médico.

Las autoridades policiales se han comprometido a investigar el caso para depurar responsabilidades.

Además, según ha trascendido, el agente le propinó el segundo disparo a la víctima cuando ya había solicitado ayuda médica.

Con este nuevo caso en el que se sospecha de un posible abuso policial, ya son 29 los casos de este tipo que ha habido en el país americano en el último año.

Publicidad