Reino Unido

Muere un niño de 5 años al tragarse una chincheta

Un amigo de la familia ha organizado una recaudación de fondos para que Kyle Lewis tenga "la mejor despedida posible".

Imagen del pequeño Kyle Lewis

Imagen del pequeño Kyle Lewis Gofundme

Publicidad

El pequeño Kyle Lewis, de 5 años de edad, falleció en el hospital de Leeds, en Yorkshire, Reino Unido. El niño se tragó una chincheta y los médicos no pudieron hacer nada para conseguir que sobreviviera.

Kyle Lewis se tragó una chincheta de un tablón de anuncios. Al momento, fue trasladado al Hospital General de Rotherdam. Allí los médicos pudieron reanimarle hasta cuatro veces antes de trasladarle a un hospitalizado en Leeds, según publica el diario 'The Star'.

Tras dos días después de estar con soporte vital, un escáner mostró daños entre el 90% y el 95% del cerebro. Tras múltiples convulsiones y un aumento de la temperatura, falleció en los brazos de sus padres.

"Lo mantuvieron con soporte vital hasta que estuvimos listos para despedirnos. Pero nunca estás listo, ¿verdad? Kyle decidió que era su momento después de su último abrazo con mamá y papá. Su corazón latió por última vez mientras lo abrazábamos", dice Emma Lewis, la madre del pequeño.

Recaudan para la despedida del pequeño

Un amigo de la familia ha organizado una recaudación de fondos para que Kyle Lewis tenga "la mejor despedida posible". "Ningún padre debería tener que enterrar a su hijo y luchar a la vez para encontrar el dinero para hacerlo", ha dicho.

Para el funeral, familiares y amigos han preparado camisetas personalizadas con una foto del pequeño y un corazón azul en la parte de delante. Detrás de la misma, hay una imagen de un dinosaurio y el mensaje 'Kyle-saurus'.

La familia ha creado en la barandilla de su casa un monumento con una pancarta que les dio el hospital de Leeds y un dinosaurio al pie de las escaleras donde Kyle solía dejar sus juguetes.

Publicidad