CAMBIOS EN AMSTERDAM

La alcaldesa de Ámsterdam se plantea cerrar los escaparates del barrio rojo

Ante el acoso que sufren las prostitutas por parte de curiosos y turistas, la edil se plantea enviarlas fuera de la ciudad o cerrar las cortinas.

Publicidad

La alcaldesa de Ámsterdam se plantea cerrar los escaparates del barrio rojo de la ciudad. Ante el acoso que sufren las prostitutas por parte de curiosos y turistas, la edil se plantea enviarlas fuera de la ciudad o cerrar las cortinas.

En lo que sería la renovación más radical del comercio sexual desde que los holandeses legalizaron la prostitución casi dos décadas atrás, Femke Halsema ha sugerido detener la práctica de las trabajadoras sexuales en las habitaciones con ventanas, entre otras opciones.

La alcaldesa asegura a Reuters que los cambios son necesarios debido a los cambios sociales, debido al aumento de la trata de personas y de la cantidad de turistas que visitan el distrito y usan sus teléfonos para tomar y publicar fotografías de las mujeres. "Nos vemos obligados a estas circunstancias porque Ámsterdam cambia", dijo Halsema.

Publicidad