Se perdió el rastro de Larry Ely Murillo-Moncada de 25 años en 2009. El joven fue reportado como desaparecido. Ahora, después de 10 años, se ha encontrado su cuerpo en la antigua tienda de Iowa donde trabajaba. El cadáver se halló detrás del refrigerador donde pudo caer en el hueco que existía de aproximadamente 48 centímetros entre el aparato y la pared.

Las autoridades de Estados Unidos han comprobado que se trata del joven mediante antiguos datos de ADN. Los familiares contaron que tras una discusión el joven se fue de casa y acudió a la tienda en busca de tranquilidad. Extrabajadores del supermercado aseguran que habitualmente se sentaban a descansar en lo alto de las baldas que existían sobre el refrigerador. La máquina emitía ruidos muy fuertes y altos por lo que Larry Ely Murillo-Moncada pudo haber pedido ayuda sin éxito, pues nadie pudo oírle.