El Congreso de Estados Unidos recrimina a Facebook, Twitter y Google su papel durante el asalto al Capitolio

Publicidad

Tecnológicas

El Congreso de Estados Unidos recrimina a Facebook, Twitter y Google su papel durante el asalto al Capitolio

Los máximos responsables de Facebook, Twitter y Google han comparecido en el Congreso de los Estados Unidos para dar explicaciones sobre su autorregulación y el papel que han jugado estas compañías tecnológicas durante el asalto al Capitolio y sobre la desinformación y las vacunas contra el coronavirus.

Mark Zuckerberg, director de Facebook, Sundar Pichai de Google y Jack Dorsey, dirigente de Twitter, han comparecido durante esta madrugada en una sesión del comité de Comercio de la Cámara de Representantes para dar explicaciones sobre el papel que jugaron sus compañías en el asalto al Capitolio. También, han recibido duras críticas por la difusión de desinformación y bulos sobre las vacunas de coronavirus a través de sus plataformas poniendo el foco de nuevo sobre la autorregulación que ejercen estas tecnológicas.

Una gran parte de la sesión ha estado dedicada al asalto al Capitolio. Después de que miles de seguidores de Trump asaltaran el edificio el pasado mes de enero, las críticas se centraron en estas plataformas, consideradas por muchos el elemento necesario para la coordinación del asalto.

Sobre esta cuestión, el congresista demócrata Mike Doyle, que también presidió la sesión, lanzó una dura acusación a los CEO ya que, a su parecer "a pesar de que disponen los medios, siempre terminan eligiendo los beneficios económicos antes que la seguridad y el bienestar de sus usuarios, nuestra nación y nuestra democracia".

Ante esta acusación, Zuckerberg contestó que la responsabilidad es "de quienes rompieron la ley y protagonizaron la insurrección". Por su parte, Pichai, de Google, se mantuvo equidistante y respondió que era una pregunta compleja. Solo Dorsey respondió que su plataforma, Twitter, sí tuvo alguna responsabilidad sobre lo ocurrido el pasado 6 de enero: "A veces cometemos errores de priorización y ejecución".

Desde el asalto, donde murieron 5 personas, las 3 compañías tienen vetado el expresidente Trump, lo que les valió las críticas de los congresistas republicanos, quienes consideran este hecho "censura". Solo YouTube, propiedad de Google, anunció que permitiría la reapertura del canal del exmandatario "cuando se reduzca el riesgo de violencia en el país".

Desinformación sobre el coronavirus

Otras de las críticas a las que tuvieron que hacer frente Zuckerberg, Pichai y Dorsey estuvieron relacionadas con la difusión a través de sus plataformas de desinformaciones y, especialmente, contenidos antivacunas. Muchos políticos consideraron que se puede encontrar información negacionista muy fácilmente lo que aumenta el escepticismo sobre las vacunas.

“Pueden eliminar ese contenido. Pueden reducir su visión. Pueden arreglar esto, pero elijen no hacerlo. Tienen los medios, pero una y otra vez están eligiendo el compromiso y las ganancias por encima de la salud y la seguridad de los usuarios”, les afeó nuevamente el congresista Doyle.

Por este motivo, muchos de los representantes pidieron que se reformara la ley que limita la responsabilidad de estas empresas sobre lo que publican los usuarios. En este sentido, ninguno de los ejecutivos estuvo de acuerdo con la propuesta. Zuckerberg afirmó que "no deberían ser consideradas responsables si un contenido en particular elude su detección", Pichai aludió a "consecuencias no deseadas dañando la libertad de expresión", mientras que Dorsey recordó que Twitter ha implementado mejoras para ayudar al usuario a detectar informaciones falsas.

Publicidad