20.010500

Publicidad

Coronavirus

Quim Torra anuncia que no acepta la decisión de la jueza de revocar el confinamiento en Lleida: "Asumo las consecuencias"

Quim torra ha apuntado que el endurecimiento del confinamiento en Lleida no es una decisión fácil de tomar y no se ha tomado “a la ligera”

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha aseverado que no acepta la decisión del juzgado de guardia de no ratificar el endurecimiento del confinamiento en la comarca del Segrià.

"No estamos de acuerdo y no la aceptamos, asumo las consecuencias que se deriven pero no puedo poner en riesgo la salud de las personas", ha dicho el president.

"No aceptamos esta decisión judicial y el Govern toma la iniciativa con la convocatoria de un Consell Executiu que aprobará un plan de rebrotes para actuar con toda la contundencia que sea necesaria, en todos los rincones del país, en función de las situación epidemiológica", ha afirmado Torra.

Torra ha apuntado que "no son decisiones fáciles de tomar y no se toman a la ligera". Por ello piden a los ciudadanos confinados que sigan las indicaciones de la Generalitat. "Si un juzgado nos lo quiere impedir nosotros queremos contar con la colaboración de la gente", ha apuntado.

No podrán impedir la salida de la gente de la comarca

Aseguró que esto dará más fuerza al Gobierno catalán, pero no cómo este decreto superará la supuesta incapacidad competencial a la que apeló ayer la jueza de Llleida. "No nos entretendremos ni un minuto en batallas judiciales ni en batallas competenciales", ha dicho.

También ha asumido que los [[LINK:INTERNO|||Video|||5f0a08297ed1a893dd1e5a3c|||Mossos d’Esquadra ]]"cumplirán las resoluciones judiciales", luego no podrán impedir que se salga del Sagriá.

Torra también ha anunciado que este lunes por la tarde aprobarán un decreto ley que incorpore un plan para poder actuar "con contundencia" ante rebrotes como los del Segrià.

Así ha reaccionado a la decisión de una juez de no ratificar el endurecimiento del confinamiento en la comarca leridana del Segrià, al concluir que la Generalitat pretende "eludir" de forma ilimitada en el tiempo la aplicación parcial del estado de alarma, que es una competencia estatal para la que debería pedir permiso al Gobierno.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha manifestado que están al lado de la ciudadanía del Segrià. "Somos conscientes que las medidas adoptadas suponen un sacrificio y entendemos la necesidad de avanzar con planes claros, pero las medidas tomadas son para proteger la salud".

Publicidad